Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Khaeliss Rocanegra (Cadenero)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Cadenero

avatar

Cantidad de envíos : 2
Edad : 34
Fecha de inscripción : 18/09/2007

MensajeTema: Khaeliss Rocanegra (Cadenero)   Jue Sep 20, 2007 6:26 pm

Nombre: Khaeliss Rocanegra

Raza: No Muerto

Ocupación: Nigromante

Sexo: Varón

Apodo: Cadenero

Edad real: -

Edad aparente: 28

Color de ojos: Rojo sangre

Color de pelo: Negro Azabache

Altura/Peso: 1'79 - 70 Kg

Su mayor ambición: Encontrar y abrir la "Domas Porada", prisión que encierra el poder de los muertos.

Su mayor tesoro: El Puñal de "Sigh Arahd" y el Báculo de "Gorath Shull".

Le agrada: Las historias que cuentan los muertos

Su mayor defecto: Necesita...alimentarse...

Su mejor virtud: Inquietante

Curiosidad: Su voz suena desdoblada, como si dos voces sonasen a la vez











Su Historia:


Un viejo pergamino, lleno de polvo y sucio está inscrito con las últimas palabras de un hombre vivo:

Mi Nombre es Khaeliss Rocanegra, anteriormente aprendiz de hechicero...en la actualidad, Nigromante, condenado y corrompido.

He aquí mi historia, mi comienzo y mi final.

Fui estudiante de hechicería desde que era pequeño en la ciudad de Dhargen, siempre quise ser hechicero, ellos lo pueden conseguir todo, el poder controlar la magia, sentirla fluir por tu interior, por tus propias venas, para mí era tan necesario sentirlo como mi propia sangre recorriendo mi organismo. Aprendí los principales fundamentos de la hechicería, la conjuración, los hechizos simples, los preparativos, la entonación y las palabras mágicas, la canalización, la esencia, todo.

Pasó el tiempo y cada vez era más y más atraido por el poder, cuanto más poder se tiene, más cosas maravillosas se pueden realizar. Comencé a sentirme atraido por el poder de la nigromancia, el estudio de la muerte y sus intrincados secretos.

Me alejé del mundo civilizado para practicar mi magia, oculto en la oscuridad de las sombras..sin que ojos curiosos y traicioneros pudiesen observar mis maquinaciones...pero todo era demasiado cansado, mi mente no soportaba tanta presión, necesitaba velocidad en mi aprendizaje, no sentir el cansancio, poder dedicarme constantemente al estudio del poder controlar a los muertos, fue entonces cuando lo vi, después de buscar y buscar información acerca de la Nigromancia, la Domas Porada, una antigua y arcana prisión que encerraba el poder de la nigromancia, hechizos que ni siquiera soñé que existiesen, un inmenso poder capaz de convertirme en algo que ni tan siquiera llegué a pensar y un solo hechizo, solo un hechizo pude encontrar, uno solo de aquel poder oculto a todos. Me permitiría ostentar las facultades de un No Muerto durante un día, no sentiría el cansancio, mi mente no se agotaría, no necesitaría detenerme para comer ni para beber, era fantástico. No pude contenerme en probar ese estado en mi propia persona...je...era un necio, ya me lo dijo mi maestro, el control sobre el equilibrio de la vida y la muerte es muy peligroso y no se debe jugar con él.

Todo parecía ir perfecto, el ritual estaba completo...los componentes estaban preparados, el circulo arcano estaba inscrito en el suelo. Comenzé a entonar los cánticos y palabras mágicas, una esencia verdosa comenzó a emerger del circulo arcano, ascendiendo como lenguas de fuego danzantes en torno a mi..el fuego de los braseros encendidos se tornaba verde, los huesos e ingredientes del ritual se quebraban y desaparecían convirtiendose en partículas que se impregnaban en mi y contra los vientos verdes de la magia. En aquel lugar, dejado de la mano de dios, ¿que podía salir mal?...pues todo.

Algo salió mal, el circulo se rompió por un lado, el brasero se volcó y las danzantes lenguas de fuego verde se convirtieron en crepitantes rayos de energía desatada, chocaban contra mi, me dañaban, un espectáculo macabro de luz y agonía, la noche se encendía con un resplandor verdoso, me sentía cansado, el ritual no terminaba, solo recordaba el dolor...todo acabó aquella noche...todo comenzó en aquella noche.

Me desperté agotado, me sentía extraño...como si no sintiese nada...tenía hambre...hablé para mi mismo, en voz alta, mi voz era distinta, resonaba más grave..un poco desdoblada, estaba aturdido...tenía un hambre insaciable, un instinto depredador se apoderó de mi en ese instante, sin saber por qué, mi cuerpo reaccionó, allí en la extensa estepa...encontré un despedazado animal muerto, era grande, quizás un caballo, no lo sabía, se veia que llevaba quizás más de un día muerto, me acerqué a este y comenzé a devorar los trozos de carne y hueso que aún quedaban agarrados en él, cual bestia carroñera, me estaba alimentando de su putrido cuerpo, cuando me quise dar cuenta de lo que estaba haciendo, ya era demasiado tarde, grité al cielo reflejandome en el agua de un pequeño estanque, había muerto...había renacido, con un hambre especial...había dejado de ser...humano, mis rasgos demacrados y cadavéricos se tornaban más humanos, mi cara se recomponía y el olor se desvanecía, aunque de tez pálida tenía aspecto humano. El ritual me ofreció las facultades de la no vida, pero a un gran precio.

Me sonreí a mi mismo, solo con ese hechizo, pude conseguir esto, desafiaba las leyes naturales, de todo lo conocido...si un único hechizo de la Domas Porada pudo hacer esto, ¿que conseguiré obteniéndolos todos?, no puedo detenerme, el poder me llama, ansío el poder, lo necesito....debo buscarlo...y encontrarlo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://kotxambre.deviantart.com
 
Khaeliss Rocanegra (Cadenero)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: LOS HABITANTES DE DHARGEN :: PERSONAJES-
Cambiar a: