Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Memnoch

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
memnoch



Cantidad de envíos : 43
Fecha de inscripción : 09/09/2007

MensajeTema: Memnoch   Vie Dic 28, 2007 7:19 pm

Memnoch como suele mostrarse.




Memnoch cuando pierde el control.




Esta forma la adquirio tras una serie de problemas... un angel caido
enamorado de el entrego toda opcion de salvacion a cambio de darle a el
una nueva oportunidad. Perdio el trono del infierno, y fue dividido en
samahel, que partio al cielo, y memnoch, un demonio sin apenas poder e
inteligencia. Con el tiempo logro retomar un infierno y con este, pudo
recomenzar la compra de almas... cuando fueron engañados el y samahel
para combatir, esta parte era mas fuerte y absorvio a la angelical,
retornando al estado de angel caido.




Otro de los aspectos tomados. Parece incapaz de esconder por completo quien es. Quizas sea parte de su maldicion.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
memnoch



Cantidad de envíos : 43
Fecha de inscripción : 09/09/2007

MensajeTema: Re: Memnoch   Vie Dic 28, 2007 8:03 pm

La mayoría de las historias son difíciles de contar por que
no se sabe donde esta el principio. Bueno, en mi caso no es así, pues fui un
ángel, un no nacido, y como es cosa de conocimiento común, los angeles son
creados, en lugar de nacidos, el sexo no tiene lugar en sus vidas, pues no
necesitan reproducirse, siendo eternos, ni necesitan una pareja a la que amar,
siendo amados por dios y amándolo a todo.


Fui el primero de todos, lo que no quiere decir el mas
fuerte, ni el mejor hecho, pude ver admirado como se realizaba Su creación,
como surgía la tierra, los mares, la luz, la oscuridad, como creaba a los
humanos a su imagen y semejanza, como creo para ellos las almas, una parte
inmortal, y pude ver el uso que les daban los humanos.


Es una cosa curiosa en la que no demasiada gente ha
pensado.. Sabemos que el es el inicio de todo, que solo estaba el, y que es
omnipresente, luego esta en todas las cosas… pero no lo entendemos.


El no creo a la tierra de la nada, ni a mi, ni a los humanos
o animales, uso lo único que existía.. el mismo.. y por eso, los poderes que
algunas insisten en llamar mágicos, aquellos autoproclamados dioses, y todas
las proezas que la gente realiza sin saber de donde salen.. en realidad salen
de el, pues el es ellos.. y al darles voluntad propia.. les dio control sobre
si mismo.


En los principios, cuando las almas eran algo novedoso,
simplemente se dejaba que tras la muerte, flotasen lentamente, olvidando sus
recuerdos, lo que las mantenía unidas, hasta que se dispersaban volviendo a
unirse con el todo, yo observe este proceso, y puesto que había sido creado
para amar a dios, y así a su creación, me sentí dolido.. y esto es por que hice
algo que un ángel tiene que hacer.


Tome una elección.. elegí amar a la parte de dios que era la
creación, a los humanos, antes que a lo demás, los angeles no podemos elegir
ser hombres o mujeres, amar mas un humano que a una piedra, y por tanto siempre
debemos ser observadores… imagino que me canse, después de todo siendo el
primero algunos fallos debió cometer, incluso el.


Fui a verle, diciéndole que no estaba de acuerdo con que eso
le sucediese a los humanos, puesto que yo pensaba que su alma, al ser eterna,
como nosotros, debía venir al cielo, la única respuesta de el que obtuve fue su
irritación cuando se dio cuenta que yo, al que supuestamente no había dado
voluntad, que había contemplado todo, me oponía a sus decisiones.. como castigo
me envió a la tierra en la forma de un varón mortal, y he de reconocer que
desde entonces es el varón mi forma preferida.


Allí me enamore de una joven.. tuvimos una vida dura, llena
de privaciones, vivíamos en una cueva y de lo que podíamos conseguir escarbando
bajo los árboles, desenterrando tubérculos y cazando pequeños animalitos.


No me puedo quejar.


A mi muerte, para mi sorpresa, no me desvanecí como los
humanos, si no que volví a mi forma anterior, a la de ángel, puesto que aun no
sabia que habiéndoseme dado una forma eterna el solo la había encerrado en un
cuerpo temporal, cuando me eleve al cielo, tras mi muerte me recibió y percibí
una sonrisa bondadosa, y su voz que me dijo: Seré generoso, y concederé a los buenos de corazón, libres de toda
mancha en su alma que puedan acudir al cielo.


El gozo lleno mi alma.. no.. en realidad carezco de ella, yo
mismo soy bastante parecido a una.. el gozo lleno mi cuerpo durante unos
momentos, cuando escuche las palabras que acompañaban a cada una de sus
creaciones: Así sea. Pero pronto me di cuenta
del problema, pues muchos humanos no sabían de dios, no sabían de su
labor, y los humanos estaban hechos para cometer aquello que fue llamado pecado
por el, las condiciones eran duras en la tierra, y en mi opinión, no se ha de
condenar a la desaparición al alma de una chica que no supo esperar a su boda,
o que se vio obligada a dejarse hacer por salvar la vida de sus hijos.


De nuevo le hable, y de nuevo me opuse a el, le dije que el
no sabia como era la vida en la tierra, que no la había vivido, y que por tanto
no podía comprender que era lo que los humanos hacían o dejaban de hacer, que
yo había vivido como humano y por eso sabia, y que todos debían poder alcanzar
la redención.


De nuevo monto en cólera, pase mucho tiempo creyendo que iba
a ser destruido, encerrado en el edén, para que recordase por donde empezó la
creación de todo.. Después me llamo, estaba contento.


Ahora he vivido como humano, fui el llamado Jesús, y he
vivido como cualquier otro y muerto peor que la mayoría, se de la tierra y sus
desdichas, y como soy generoso concederé que aquellos que se arrepientan antes
de morir pierdan toda mancha en su
alma, pudiendo llegar al cielo.


De nuevo y por tercera y ultima vez me opuse a el, le dije
que algunos no lo conocían, que algunas buenas personas cometían pecados, y
otras no tenían tiempo de arrepentirse.. y lo que mas le enfado.. le dije que
el no sabia que era vivir como humano, pues en todo momento el sabia, y esto es
importante, sabia sin la menor duda que Dios existía, que existía el cielo, y
que acudiría allí.


Nunca he conocido cólera semejante, fui expulsado del cielo,
enviado a un vacío absoluto para que sufriese mi condena.. pero antes de partir
me dio una gran parte de lo que el era, de su poder… el no puede equivocarse,
eso es sabido por todos, así que creo que esa fue su manera de darme la razón.
Si tanto deseas redimirlos ve y demuéstrame que es posible!!!


Con esas palabras retumbando en mi ser empecé a trabajar,
necesitaba un lugar lo bastante terrible que hiciese a aquellos que recibiese
incapaces de volver a cometer pecados, que les traumatizase hasta el punto que
los angeles del cielo, y el mismo dios, al recibirlas pudiese decir, si, esta
libre de toda mancha.


Cree el infierno.. mi poderes por poco se agotaron.. cree
demonios, seres que aun siendo sin saberlo creados por la esencia de dios,
creían su único deber y placer la tortura y masacre del ser humano.. debí
hacerlos así, pues si fuesen como yo habrían sufrido cada instante de dolor a
los seres amados como yo lo hacia.. yo era casi incapaz de realizar mi labor..
ellos la hacían y disfrutaban con ello.


Pasaron eones, las almas acudían al infierno, los demonios
las torturaban, y cuando llegaba el momento las enviaba al cielo, por mi parte
siempre que podía salía del infierno, un lugar sin amor, en busca de lo que
tuve en el cielo y no podía recuperar.. en busca de aquello que cada día me
comía por dentro, buscaba un atisbo del cielo, sin atreverme a pedir perdón..
buscando el apoyo en el amor a la humanidad, mientras amase a uno solo de ellos
no podría ir al cielo si no quería verlo condenado.


Tome muchos nombres y muchas formas, muchas vidas, compraba
almas de aquellos que pensé podrían compartir mi labor, aquellos con potencial
para ayudarme a salvar a los humanos, pero que al contrario que los demonios,
deseasen dejarles libres al final, para que pudiesen llegar al cielo, les di
poderes, sellando casi todo el mio en el infierno, donde una imagen mía siempre
sobrevuela los cielos observa desde su trono de sangre.


Por ultimo, decidí llamarme Memnoch, acudiendo a un lugar
curioso.. los humanos ya no eran solo humanos, elfos, dragones, enanos, gnomos,
de la misma esencia de la creación de dios, seres con alma había surgido sin
fin, y donde yo llegue, me encontré con vampiros, tejedores de pesadillas,
drows y demonios de otros infiernos creados por dioses que creían ser eternos..
pero en ellos podía ver que eran la unión de la voluntad de muchos, que eran la
esencia de la creación de muchos humanos que al creer sin saberlo hicieron como
El en su momento y Crearon.


Conocí muchos seres en mis tiempos en la tierra, y muchos me
vendieron sus almas a cambio de poder tener mi amor en lugar del de dios, sin
embargo con el tiempo hice algo impensable.. el ultimo fallo.. olvide lo que
era, que debía estar solo, y me case.


Claro, no bajo la autoridad de ningún diosecillo, ni aun la
de El, pues yo había de ser su enemigo, si no que me case ante la creación,
donde creo que ya hay mucho mas de El que en El mismo. Tuve un tiempo de
felicidad con la llamada loba gris, era un mujer graciosa, que gustaba de
pecar, tendía a competir conmigo en quien se acostaba con mas gente, o me traía
inocentes enamorados de ella para que tomase sus almas… pero entonces paso algo
mas.


Azazel, un ángel caído de los principios vino a mi, y me
contó que su caída estuvo causada por la misma razón que la mía, por elegir, y
que su elección había sido amarme a mi antes que a dios, y que por ello me
había seguido. Yo nunca la había contemplado en esa manera, pero no pude menos
que corresponder en parte al cariño que me proporcionaba, hasta que ella hizo
algo que me resulto inesperado.. dio su propia oportunidad de salvación por
devolverme al cielo, sin preguntarme.


Entonces ocurrió algo extraño, de nuevo volví a ser Samahel,
un ángel puro, que lo amaba a todo y que amaba a dios, con ilimitados poderes
formados por su luz, pero que sin embargo no usaba, pues solo servia para hacer
su voluntad… y por otro lado, quedo Memnoch, un demonio, sin nada de ángel o de
bueno, sin siquiera cordura, que gruñía y se arrastraba, cazando animales en el
bosque y desgarrándoles solo por el placer de verles morir.


Aquella con la que me case vino en mi ayuda, y poco a poco
ayudo a Memnoch a recobrar sus recuerdos, a recobrar los mas mínimos de sus
poderes, puesto que Azazel en su ausencia había tomado el infierno y no podía
acceder a los demás.


Y he aquí mi mayor secreto.. durante los años en que Samahel
y Memnoch estuvieron separados, las pesadillas llenaron los sueños de los dos,
pues sabían que en realidad eran uno, y que el dia que se encontraran volverían
a unirse, y el mas débil de ellos desaparecería.


Memnoch despertaba entre temblores todos los días, mientras
Samahel era obligado por los votos matrimoniales hechos antes de su
transformación a acudir ante loba gris, aunque incapaz de satisfacerla como
ella deseaba, el demonio con ayuda de su hija consiguió un nuevo infierno,
pequeño, y nuevas almas con las que llenarlo, y entonces ocurrió lo que había
de ocurrir.


Loba_gris, también llamada Serfyll, mato al hijo de Memnoch
delante de el, a un simple cachorro, y antes de eso le dijo que nunca le había
querido.. tras esto Memnoch se dispuso a acabar con ella.. y ella llamo a
Samahel.


Recuerdo el horror que los dos sentimos, yo/yo luchamos
durante unos segundos antes de que nuestra carne se uniese.. pronto había
vuelto.. Memnoch el diablo, el ángel caído, había regresado.


Tras esto recuerdo que clave una lanza en el estomago de la
hasta entonces mi amada, haciéndola reventar en pequeños trozos.. para
descubrir que había burlado a la muerte con la colaboración de una diosa amiga
suya.


Cuando volví a tomar posesión del trono que por derecho me
pertenecía Azazel me lo cedió, dejándolo a mi completo dominio, temiendo lo que
pudiese pasar.. o quizás, me decanto mas por esto.. por un atisbo del viejo
amor que me tenía, pues ella podría haberme derrotado.


He continuado mi labor sin fin, adoptando muchas formas,
recordándoles a los humanos en ocasiones lo cruel que soy, para que deseen mas
ser puros e ir al cielo, y en otros a escondidas, protegiendo a los inocentes,
siempre me he regido por la ley del libre albedrío, y es la única que nunca he
roto.

He cometido las mas terribles profanaciones del templo de dios y del
templo del hombre, y he acometido las mas gloriosas labores, por eso intento
seguir sin pensar en los recuerdos del cielo que han vuelto a despertar en mi,
muestro un rostro sonriente y busco ser amado para recordar como se sentía… y
aunque nadie lo vea.. sufro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Memnoch
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: LOS HABITANTES DE DHARGEN :: PERSONAJES-
Cambiar a: