Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Sophia Airlia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
lemeldir

avatar

Cantidad de envíos : 191
Edad : 34
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 23/05/2007

MensajeTema: Sophia Airlia   Lun Dic 31, 2007 11:46 am

Sophia Airlia.. (aquella de Sabiduría Etérea)



Pitonisa del Oráculo de la isla de Κέρκυρα (Kérkyra, /ˈcɛɾ.ci.ɾa/ -Corcira-), en el norte del mundo de Dhargen ... el oráculo estaba consagrado a la diosa ARICIA, princesa entre dioses, identificada como uno de los rostros de la Madre, protectora de la agricultura, nutricia pura de la tierra verde y joven, ciclo vivificador de la vida y la muerte, y protectora de las uniones sexuales y matrimoniales y la ley sagrada, "portadora de las estaciones" y de ella eran hijas espirituales todas las pitonisas que por herencia de sangre o por designio divino, destinaban sus vidas enteras a la adivinación, al des/cubrimiento de los mensajes de los dioses.

Hija del rey Karsten (Bendito) y de Kalonice (Victoria de la Belleza) fue consagrada desde su nacimiento, y pronto su vida fue signada por un hado macabro al cual aún no logra encontrarle sentido ni valor, y menos aún, final.

Sophia fue regalada con el don de una sensualidad innata y espontánea, la belleza de sus simples rasgos, cabellos castaños claros y ojos de color miel, podían enamorar al más frío de los hombres, no obstante su sencillez y ternura era el óbice para que ninguno quisiera desposarla sin merecerla, y más bien calaba hondo en todos los que la conocían, como una flor sagrada que perfumaba todo a su alrededor.

Desde pequeña se consagró al templo, pero vivía escapando de allí, y sufriendo luego las reprimendas de sus padres y de los sacerdotes, sus hermanas mayores la defendían y muchas de las pitonisas se divertían ayudándola a escapar. Se mezclaba entre la gente y honraba el reinado de sus padres con la nobleza de su corazón.

Nefasto fue el amanecer en que despertó en la costa del mar, olvidada de sus quehaceres pasóse la noche cantando a la luna y contando estrellas, cuando el sol empezó a despertarla con tibias caricias del alba, el joven más hermoso que pudiera haber visto jamás la esperaba de pie, observándola encantado, era el dios Zephyr (viento) que tomó la forma humana mas perfecta que hallara esa noche en que vigilaba los sueños de Sophia.. prendado terriblemente de su belleza, le propuso unirse con él, a cambio del poder que eternamente honrara el nombre dado por sus padres, sería sabia infinitamente, todos los hados del mundo pasarían por sus ojos cuando ella quisiera, y podría ser eternamente bella pues uniéndose a él sacralizaría aun mas su sangre y lo “etéreo” de su nombre se traduciría en una belleza inalcanzable para todos los seres, alcanzando así un estado de semi diosa, decidiendo sobre la voluntad y futuro de quienes osaran amarla.

La simpleza de Sophia solo pudo sonreír ante semejante propuesta, humilde ante él agradeció correctamente el ofrecimiento, pero se negó con cortesía, arguyendo que su destino ya estaba fijado, serviría a su reino y sería una simple mensajera de los Dioses, como él, pero desde su humilde morada en la tierra.

Ante el desplante de la mujer, el Dios montó en cólera pero nada dijo, y jovial e inquieto como siempre, la agasajó con sonrisas y ademanes de honra, mientras le ofrecía volar con él entre sus brazos a la ciudad y no llegar demasiado tarde.. ante esto, Sophia aceptó viajar con el Dios de Sandalias aladas y al tomarla de las manos para levantarla del suelo, Zephyr, dejó un beso ardiente sobre su frente, con el cual la maldecía para siempre, potenciando su don de vidente a niveles que la sencilla jovencita jamás hubiera imaginado.


Los días pasaron y todo parecía estar igual, Sophia creció y se hizo mas hermosa y una mujer más firme, cuando alguien acudía a su oráculo, ella develaba parte de su pasado, sus recuerdos y predecía el futuro, producto de su consagración y de su sangre noble.

Más llegó un día en que durante el trance o incluso algunas veces con solo tocar a las personas, sus imágenes se potenciaban con inmensos y desgarradores sentimientos, y los daños que sufriera o sufriría esa persona, Sophia los veía dimensionados hacia el futuro y en niveles sociales e históricos.

Asustada sin poder comprender el sentido de la seguidilla de imágenes que la acosaban, empezó a buscar ayuda pero pocos le creyeron, menos aún intentaron ayudarla... pronto empezaron las pesadillas, las ojeras y los llantos incontrolables… en su corazón, la voz del Dios despechado le significó la terrible respuesta, y comprendió que no podría escapar de aquel designio.

Decidió entonces dedicarse con más ahínco a su función de pitonisa, resistiéndose a aceptar que podría haber sido maldita realmente, pero los desmayos que seguían a las visiones, estados de trance prolongados en horas de inmovilidad con la respiración casi perdida, o temblores constantes y llantos que no podía contener....empezaron a debilitarla más y más. Sus padres desesperados la enviaron a un templo en la cima de las montañas, donde sería protegida por sacerdotes y sacerdotisas de Aricia.

… Una noche, de islas y continentes lejanos llegó una comitiva de reyes, aliados en una guerra que devastaba todo el mundo conocido de esa parte del planeta, acudieron a los viejos oráculos… y llegaron a donde reposaba la que decían, era las más poderosa de las visionarias de los Dioses.

Sophia se sometió al dolor para darles respuestas, y estas decían que una cultura entre las culturas poderosas terminaría por imponerse en más de la mitad del mundo conocido, quienes ahora miembros de esas tierras, implorando respuestas, ganarían la guerra, que una civilización semejante los seguiría en el tiempo y que muchas civilizaciones del mundo dependerían de ellos por siglos y siglos por venir.. pero no obstante… ella vio mucho más, vio la corrupción de la especie humana, vio el futuro decadente de las civilizaciones, los avances de la ciencia y del pensamiento aplastando lo que deberían proteger, asesinando lo que deberían cultivar, arrasando lo que deberían hermanar y pisoteando todo lo verdaderamente, bueno, bello y verdadero.

Desmayó terriblemente dolorida y tres días después dio a los reyes una respuesta.

Les dijo con palabras tan terribles como reales.. que la religiosidad de la tierra acabaría, el Dios absolutamente hombre vencedor de titanes arrasaría con las culturas de la Madre y del Padre unidos y la mujer sería aplastada, como las diosas olvidadas, el mundo sería de los hombres, de los dioses hombres y de un Dios Varón al terminar, el equilibrio se rompería y todos los esfuerzos serían en vano.

No obstante, ganarían la guerra, una entre tantas.

Ignorando los presagios futuros, los reyes regresaron satisfechos pues lo que necesitaban escuchar lo oyeron.

Esa misma noche, Zephyr se le apareció en sueños a Sophia.. “Todo lo que viste, todo lo que verás, todo lo que sabrás.. será solo para tu tormento, porque desechaste al Dios que buscó tus brazos, porque no supiste decir sí a quien te ofrecía libertad y poder… Lo que has dicho hoy es verdad, pero a partir de ahora, nadie creerá tus profecías y aunque veas con claridad de mil soles la historia del planeta, solo serán risas y escupitajos lo que tus palabras generen en tus hermanos, humanos…y vivirás mucho, mucho tiempo para recordarme…”

La maldición se cumplía completamente. Solo una vez pudo decir la verdad y esperar que el viento la lleve a quien deba oírla, más perdió toda esperanza y sumida en su tristeza, escapó de la isla, hacia el sur, muy al sur.

Con 50 años humanos y aspecto juvenil, la maldita Sophia se refugió entre las amazonas de Inglor, y el calor de la selva fue su guarida, con el tiempo, recorrió muchos caminos en tierras de Dhargen. Siempre huyendo de quienes puedan preguntarle algo, siempre huyendo de la mirada de aquellos en quienes ve demasiado, y a quienes amándolos demasiado solo les puede mentir.



Sophia durante las constantes pesadillas producto de su poder.



La pitonisa durante el estado de trance ritual.




(Basado en Dioses griegos y algunas de sus historias, como salta a la vista Razz)

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Sophia Airlia
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ~Sophia O'Neal codes~
» ¡A la pasarela! ¡Ya! [Sophia]
» ¿Una loba en la ciudad? ¿Qué broma es esta? (Priv, Sophia)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: LOS HABITANTES DE DHARGEN :: PERSONAJES-
Cambiar a: