Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Fithvael Brisa Gélida.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Brisa Gélida



Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 18/04/2008

MensajeTema: Fithvael Brisa Gélida.   Sáb Abr 19, 2008 11:43 am

Nombre completo y apodos: Fithvael Brisa gélida. Alias: Lengua de plata, maldito orejas picudas.

Raza:
Elfo.

Edad:
Ciento diez años.

Profesión:
Espadachín, truhán, seductor, galán, pisaverdes y contrabandista. Lo que se tercie con tal de salirse con la bolsa llena y el pellejo intacto. Primerizo en todo y experto en poca cosa salvo en salir airoso de cualquier problema.

Lugar de nacimiento:
Lurendë.

Religión: Adora a la diosa de La Mar. No es muy devoto y se acuerda de su Diosa para blasfemar, jurar en vano y rezar cuando necesita una buena ayuda.

Alineamiento:
Actúa bien cuando puede…y actúa como debe el resto del tiempo.

Descripción física: Es algo más alto de lo habitual en un elfo midiendo un generoso metro setenta y cinco, quizás ello delate su origen noble a ojos de alguien avezado, pero él se encarga de disimularlo bien. Es escuálido y con un aire andrógino y estilizado, siendo en ese punto un miembro muy típico de su ancestral y noble raza. La piel es sumamente alba y pálida y a juego con ella van sus cabellos de tono plateado, sumamente largos y lisos. Cuando navega los recoge en una o varias trenzas, según le plazca, y pocas e íntimas veces los lleva sueltos por ser un signo muy peculiar en su persona. Normalmente entreteje hilos de plata en ellos de forma que cobra brillo bajo la luz y en ocasiones que requieren cierta elegancia encanta los hilos para que luzcan un poco y ser más llamativa su melena. Puede ser muy coqueto el señorito.
Los ojos son de un tono gris claro que dan a su mirada un aire ausente y distante por casi confundirse los iris con el blanco del ojo. Las cejas son finísimas y no se distinguen de la piel. Los labios son cortos y muy delgados, de un tono rosado muy pálido. Las facciones son terriblemente firmes y anguladas, con unos pómulos altos y marcados que dan a su rostro un aire serio y grave cuando no ríe o sonríe o yace serio, lo cual ocurre pocas veces. En el lado siniestro del pecho, sobre el corazón tiene un tatuaje que poca gente le ha llegado a ver, pese a ser un mujeriego de mucho cuidado, o eso dicen las malas lenguas, dicho tatuaje no es descrito porque si el personaje se entera de que el narrador ha largado la información, me hace colgar del palo mayor.
Es ambidiestro pero con más destreza en la mano izquierda, con la que tiende más a hacer las cosas. Sus gestos son felinos y suaves cuando está tranquilo y sin embargo al estar agitado parece un ave, con movimientos cortos rápidos y secos.

Equipo y atuendo:
Como requiera cada situación. Puede disfrazarse de noble para colarse en un baile de la alta sociedad o puede lucir harapos para ir a traficar con los Ladrones de las Sombras. Pero su atuendo más típico y con el que se encuentra más a gusto consta de una holgada camisola blanca de lino de buena calidad, así como unos ceñidos pantalones negros y unas botas altas a juego con los pantalones. Este es su atuendo de “trabajo” y de ocio indistintamente y el más cómodo a su gusto.
Siempre penden de su cinto “Brisa” y “Tormenta”.
Brisa es una hoja ligera élfica y Tormenta es una hoja fina élfica de las cuales se habla más en la sección “Brisa y Tormenta”.
Como posesión, aunque no siempre lo lleva encima, posee un ligero y pequeño velero llamado “Viento del Oeste” con el cual comercia o trafica según toque, pero nunca piratea.


Historia: Fithvael es alguien misterioso pese a una apariencia que parece ser simple. Perteneciente a una noble familia de la realeza de Lurendë, era el primogénito heredero y en él recaían no pocas obligaciones. La férrea educación recibida, y las múltiples presiones le hicieron un día tomar los filos lunares de su estirpe y una cantidad de dinero importante y marchar lejos de allí para poder vivir. Con el dinero compró a Viento del Oeste y una pequeña pero fiel tripulación sacada a base de esclavos liberados en sus andanzas o amistades que le deben algo y están “a su servicio” aunque la relación Capitán-Marineros es más de amistad que de vasallaje.
Se gana la vida navegando por doquier como comerciante en viajes especialmente peligrosos donde otros no tienen las agallas de meterse. Cuando el oro escasea se mete en asuntos turbios y a menudo amarra el barco en un puerto fijo varias semanas, o meses dependiendo de la diversión y las mujeres de la ciudad, donde él y la tripulación se ganan la vida a su manera. A veces él colabora en un negocio común a la tripulación que pocas veces ha terminado con la muerte de uno de los miembros, y muchas otras con la suma de nuevos miembros por devenires de la fortuna, pero sus asuntos y negocios son cosa suya y poco comparte en ese aspecto con los marineros. Normalmente zarpan a toda prisa cuando alguien se mete en un buen lío, siendo el propio Fithvael el que suele hacerlo más a menudo.
Personalidad: Es alguien jovial y afable, de un carácter muy abierto. No tiene nada que ver con los estirados elfos de Lurendë pero de cuando en cuando emergen ramalazos de altanería élfica en su persona, lo cual medra su aire divertido. A veces, y sólo cuando es muy necesario torna serio y astuto y adquiere una pose y un porte dignos de quien es realmente y no de quien aparenta ser.
Pese a la fachada bribonesca, en el fondo sigue pesando en él el deber que se le inculcara del cual no podrá escapar por siempre y en ocasiones se deja llevar por la preocupación que supone ese deber que no se atreve, aún, a enfrentar.
Parece que no es así, y él se encarga de enmascararlo, pero es persona de valores e incluso de Honor. Valores y Honor muy suyos, pero valores y Honor a fin de cuentas. Nunca matará a quien no lo merezca ni robará o hará algo negativo, y si comete algún delito será por chanza y divertimento antes que por afán de lucro o hacer el mal.
Muchas veces se vale de sus pequeños conocimientos de hechicería para realizar graciosos y útiles trucos y en pocas ocasiones emplea ese don, innato en su raza, para el combate.

Brisa y Tormenta:
Son dos armas de manufactura élfica. Dos filos delgados y largos, el primero en forma de daga y la segunda en forma de espada semejante a un estoque, pero ambos dos más alargados de lo habitual en las armas comunes. Realmente son dos Filos Lunares, herencia de la Casa a la que pertenece Fithvael, pero aún no han despertado completamente ante la “mala vida” que lleva el elfo y las cualidades que le conceden son muy menguadas aún, salvo en casos de extrema necesidad en los cuales la ayuda es la suficiente, y no más, para hacerle sobrevivir. La idea de las astutas armas es la de mantenerle con vida hasta que esa época alocada pase y pueda volver a tomar cargo de la herencia de su familia, esperando a que el ver mundo y conocer gentes de otras culturas y etnias terminen por desencantarle y le hagan volver a la sagrada patria élfica.
Ambas dos son armas inteligentes que hablan con él mentalmente, lo cual hace que muchos crean que está loco y habla solo ya que les responde en voz alta casi siempre.
Brisa es esgrimida en la mano diestra, y es la encargada de su protección y salvaguarda tanto en su estilo de lucha como en los encantamientos que ejerce sobre Fithvael. Su personalidad es femenina así como paciente y dulce con el elfo, es el “poli bueno” del trío que forman él y sus armas.

Tormenta es la espada esgrimida en la mano siniestra. Se encarga de las aptitudes dañinas y es con la que él ataca. Es el “poli malo” y quien recrimina normalmente los actos que Fithvael ejecuta. Su carácter es fuerte y jactancioso y juzga constantemente todo lo que él hace. Su autoridad muchas veces se ve mermada por Brisa, que siempre aboga en pos del propietario. Una podría decirse que es la conciencia del elfo y la otra es su madre, una madre dulce y candorosa.


Relaciones y contactos: Ha hecho muchos amigos y unos cuantos enemigos por doquier, pero su área de influencia está muy centrado ciudades costeras. Mantuvo y mantiene tratos con cofradías de ladrones en asuntos no del todo turbios y en ocasiones ha ayudado a las fuerzas del orden cuando le han pagado bien, y la misión era benigna.
Entre su escasa tripulación se cuenta a Bolod Pies de Plomo, un enano que él tiene como Comodoro y ayudante. Gruñón como todo enano que se precie, aprecia mucho al Capitán pese a disimularlo muy bien. El como terminara en un barco y ayudando a un elfo es un misterio que nadie conoce salvo él y Fithvael, y así va a seguir siendo. También hay un enorme semiorco al que llaman Ancla. Ancla fue encontrado en una pedregosa costa del norte malherido y repudiado por si tribu al borde de la muerte. Pese a la negativa de Bolod y la tripulación Fithvael ayudó al bárbaro y lo sumó a la embarcación siendo este rebautizado con el nombre de la mejor función que sabe desempeñar en el barco. Apenas sabe hablar y es el clásico amigo fiel y bruto que daría la vida sin pensarlo por su Capitán, tanto si este lo merece como si no. Su relación con Bolod es muy tensa ya que el enano siempre le mira con recelo, pero a la hora de la verdad cuando un kraken asalta el barco, luchan hombro con hombro.



Citas célebres:

“¡Bogad! ¡Boooogad! ¡Más brío, bellacos! ¡Bogad más fuerte, que tenemos al Puño Llameante besándonos el trasero! ¡Bogad, voto a la Diosa y a la hostia que ví alzar!”


“¡Es más fácil colarse entre las mandíbulas de La Tarrasca que entre las piernas de esa moza!”

“¡Admirad, ruín botarate, como el filo de mi escuálida hoja danza en el viento al son que insta mi hábil mano antes de ensartaros sin tiempo a pedir clemencia!…¡Así!”

“¿Necesita un espadachín? ¡Yo soy su elfo! Ah, ¿Busca un pirata? ¡También soy su elfo! ¿Ha dicho ladrón? ¡Mis manos tienen ocho dedos cada una! ¿Dijo paladín?....Eh…..¡La Diosa del Mar me da fuerzas!”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Fithvael Brisa Gélida.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» el olor de una suave brisa
» Una ligera brisa en medio de la tormenta...
» La agradable brisa del conocimiento [Priv Mister Nyanta]
» La cálida bienvenida a Sweet Amoris (Ariana Bogart)
» La lluvia cae serena. Shiki D. Fiamma.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: LOS HABITANTES DE DHARGEN :: PERSONAJES-
Cambiar a: