Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Morfindel Morole. Maestro de espadas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Morfindel Morole

avatar

Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 27/04/2008

MensajeTema: Morfindel Morole. Maestro de espadas.   Dom Abr 27, 2008 10:49 pm



Nombre: Morfindel Morole. El de oscuros cabellos y oscuro corazón.



Raza: Alto elfo.



Edad: 257 años.



Profesión: Capitán de ejército.



Lugar nacimiento: Lurendë


Descripción física: La palabra que mejor le define es: imponente. Alto hasta rebasar cualquier canon (1.95) tiene un físico portentoso debido a su oficio marcial, tallado y forjado en el mármol que es su fría piel. Lo más destacado es la melena que le da nombre, luenga hasta sobrepasar la cintura y conformada por oscuros bucles. Esta suele cubrir su rostro la mayor parte del tiempo para darle un aire lejano y distante, más del que de por si ostenta.

Viste siempre unas blancas holgadas y sencillísimas túnicas blancas, radiantes para las ocasiones de paz y para las de guerra cubre su ser con una ancestral cota de mallas, herencia de sus antepasados. Plateada, de pequeños anillos entretejidos que no estorban sus gráciles movimientos.

Quien crea que los elfos son siempre escuálidos o débiles, se daría una sorpresa ante Morfindel Morole. Sus formas son armoniosas y andróginas, pero la fuerza que tienen esos discretos brazos y ese vigoroso cuerpo es muy inusitada, ganada por una existencia ligada a la guerra y a una estricta y marcial moral. Es como si la fuerza de los ancestros a los que honra corriera por sus músculos, que para nada son hinchados o en exceso marcados.

Sus rasgos son atemporales, asexuales incluso, tallados en una perfección que cae en el exceso y los hace poco apetecibles o hermoso. Son eso: perfectos pero no hermosos. Fríos, de mejillas cortantes y pómulos fieramente marcados. No es atractivo, pues su semblante emana un aire de respeto y lejanía así como una terrible soberbia élfica.





Personalidad: Es tan gélido, estoico, antiemocional e impávido que no se le pueden atribuir siquiera pensamientos, o personalidad. Es maquinal, frío y austero. Sigue los credos que le inculcaron y nada más. Sigue las órdenes de sus superiores y nada más. Solamente sigue sus instintos guerreros cuando cantan las espadas. Es puro deber y Honor hechos carne. Carece de sensaciones o sentimientos humanos, pues contradicen sus funciones militares y sus códigos. Pese a ser alguien tan rígido y silencioso, puede desenvolverse en situaciones realmente exóticas por precisamente ceñirse tanto a esos códigos, que nunca le fallan.

Es muy parco en palabras, y silencioso. Pero cuando habla su voz es firme, dictatorial e imperativa. Habla poco pero cuando lo hace nunca es en vano y nunca cae en oídos sordos.

Precisamente por ser un guerrero centenario, y posiblemente uno de los mejores de la faz del planeta, es alguien…pacífico. Lucha cuando es estrictamente necesario o es una orden, y asume, como todo guerrero con un código firme, que quien está preparado para matar debe estarlo para morir.





Equipo y atuendo: Es terriblemente asceta. Posee sus atuendos de guerra, equipo de entrenamiento y sus dos espadas. Carecen de nombre o él nunca lo ha citado y son herencia de su padre, que al tiempo las heredó de su padre. No se les conoce virtud alguna por lo que podrían ser objetos para nada mágicos.



Características: Ninguna sobrenatural. Tiene lo que tendría cualquier miembro de su raza que hubiera dedicado totalmente su existencia al uso de las espadas. Aptitudes físicas terriblemente atléticas y una mente rápida.

Su dominio del uso de las dos espadas es completo, total, y absoluto. Es un maestro de la esgrima y su repertorio de guardias y ataques va más allá de lo aprendido pues ha diseñado su propio y personal estilo de lucha.

Lo único que pudiera ser chocante o rozar lo extraño es su inhumana velocidad. Los reflejos están entrenados y depurados al máximo. Aparte de ser rápido su mente conoce una amplia gama de ataques y situaciones que ha vivido en su larga vida, con lo que ello le permite deducir los movimientos de un oponente y anticiparse. Sumando esas dos cualidades se obtiene un potencial en el combate total y asombroso, fomentado además por su estructurada y maquinal mente.

Cuando lucha o algo activa su instinto guerrero, el mundo se mueve despacio a su alrededor, y él es apenas un borrón a la vista que empuña dos focos de luz plateada.



No posee resistencia alguna a la magia, pero su mayor fortaleza no es su físico, sino su mente. Cualquier factor que intentara socavar o minar mentalmente a Morfindel tendría muchas posibilidades de fallar. Algo que le quisiera disuadir de cumplir su deber o que contradijera su código sería inútil. Eso no significa que él con un parpadeo anule el conjuro ni nada de eso, tendría que hacer uso de su fuerza de voluntad, rezar sus credos, y demás.



Como desventajas a ojos de los demás, ya que para él son virtudes, tiene:

Cerradísimo código de Honor y conducta.

Total dificultad e inutilidad para relaciones interpersonales.

Ausencia de sentimientos completa, entre ellos la capacidad de amar a una mujer. Costumbres excesivamente rutinarias, monótonas y religiosas, carentes totalmente de placeres o entretenimientos.

Ocasionalmente sufre lesiones por los duros entrenamientos.

Carece de amistades.

Total desprecio por la magia y ningún conocimiento sobre la misma, salvo el combatirla.

Posición política en su país muy desfavorable (Detalles en sección “Historia”.)



Dones: El Honor supera a cualquier aptitud sobrenatural.



Historia:


Su estirpe ha seguido desde el inicio de los tiempos, cuando ni las estrellas relucían en el cielo, una línea puramente militar. Cada padre ha tenido un único hijo varón que ha servido a la Patria élfica con denuedo y sin dudar. Cada hijo varón ha respetado y seguido esa línea teniendo prole antes de morir siempre en combate y al servicio de su pueblo.

Sin embargo la casa Morole, como su nombre indica ha sido muy mal vista. Al ser militares puros, hechos para servir y proteger, nunca han entrado en temas de política y eso les ha restado poder. La clase política siempre les ha tenido entre odio y miedo, pues son insobornables, no tienen precio y por ello no son manejables ni corrompibles.

Como el poder lo ostenta casi siempre quien menos lo merece, los rangos de la familia Morole en el ejército siempre han sido mucho más bajos de lo meritorio. Pese a estos abusos, ellos nunca han protestado ni exigido nada, y los demás oficiales y militares les respetan como si fueran auténticos reyes dentro del ámbito militar.

Morfindel es simplemente un eslabón en esa eterna cadena, que nunca se romperá.









Código: Estas son algunas de las máximas que sigue a rajatabla. El orden en que se citan da más importancia a las primeras, son todas igual de importantes.



1- La espada más poderosa es la que yace enfundada.

2- Ni desenvaines sin razón…ni envaines sin Honor.

3- La espada son tus ancestros, tú eres la espada.

4- Quien está preparado para arrebatar una vida, está dispuesto antes a morir.

5- Hay cosas que están por encima de ti. Acéptalo, y sírvelas.





Entrenamiento:


Este es el entrenamiento al que durante su larga existencia se ha sometido. Se cita para que el lector se pueda hacer una idea de la preparación de este guerrero.

Las túnicas que lleva SIEMPRE tienen hilo de plomo entretejido con la tela dándole a la prenda un peso muy elevado.

En las muñecas bajo las mangas de la túnica lleva unos brazales de plomo, así como en las piernas lleva grebas de plomo bajo la túnica.

Cuando entrena cambia esas prendas por una túnica mucho más pesada.Los brazales pesan y las grebas que emplea son también más pesados.

Entrena siempre con una venda en los ojos. Y en vez de usar sus espadas emplea espadas de réplica mal equilibradas y de plomo macizo. Los entrenamientos son casi diarios salvo en caso de lesión o menester militar. Cuando hace vida “normal” entrena doce horas al día y descansa las otras doce.



Cuando entrena con sus soldados, los arqueros disparan sobre él con flechas de punta roma, para entrenar ellos y el capitán al mismo tiempo. Evidentemente ese entrenamiento le cuesta muchas lesiones.



Citas:



“¡Mis hermanos! Sed piadosos con el enemigo como él no lo sería con vosotros. Que pruebe la Gloria de nuestra estirpe antes de nuestro acero. ¡Hado i-philin! “



“Alzaos, Alzaos y luchad, hijos de las estrellas. Luchad y vengad la sangre que de vuestro pueblo ha sido derramada. Más no temáis, pues aunque aquí todos perezcamos, nuestra luz seguirá brillando por siempre, en el infinito.”



“¡Cerrad filas, alzad escudos, calad lanzas! ¡Protejamos a nuestros caídos aún antes que a nuestras vidas!”



“Habéis cometido un error. Tranquilo, no llegaréis a cometer un segundo.”



Resumen: El personaje de Morfindel Morole encarna y representa una serie de valores y tradiciones obsoletas incluso en el entorno del personaje. Él es alguien atemporal y anacrónico, obsoleto para un nuevo mundo, pero ni importa. Es la eterna huella y símbolo de esos valores y tradiciones, y no piensa dejar que se extingan cuando él muera.





Caza de dragones.






Tres compañeros.




Toda historia...tiene su final
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Morfindel Morole. Maestro de espadas.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¡Lucha de Titanes! ¡Maestro contra Alumno!.
» [Prólogo] Meses atrás - Predestinados a cruzar espadas
» Tejado de una tienda de espadas
» Lucha; ¡Por el maestro de los fogones!
» Espadas Gemelas Tryce

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: LOS HABITANTES DE DHARGEN :: PERSONAJES-
Cambiar a: