Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Kuribayashi Hizen Miyamoto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kuribayashi



Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Kuribayashi Hizen Miyamoto   Sáb Mayo 10, 2008 8:38 pm

Nombre : Kuribayashi Hizen Miyamoto.


Raza : Humano.


Edad :
34 años.


Profesión : Samurai.


Lugar de nacimiento : Tadako.



Descripción física : Lucía una cabellera tan
negra como la obsidiana, con un brillo que a veces era envidia de las mismas
mujeres. Largo hasta algo mas de media espalda, fino como el hilo de seda, pero
fuerte. Acostumbraba a llevarlo recogido en un moño sobre la coronilla, era
preciada la longitud, pero nada agradable a la hora de mantener una confrontación.




Sus ojos rasgados por su origen, se presentaban profundos, con el iris castaño, dotados de unas ojeras que hacían parecer mas cansado, sin embargo eran de herencia, dándole un toque exclusivo a su físico. Con unas cejas poco pobladas, eran sin embargo, muy pronunciadas, al alzarse una de ellas, incluso en ese rostro con mejillas marcadas en la zona de los pómulos, estando al lado de la mandíbula un tanto hundido, no por falta de alimento, tan solo dejaba bien marcado el rostro, semi cuadrado, lo que hacia que las expresiones del rostro se representasen mas duras.




Su eterna barba siempre le caracterizaba, no descuidándola en ningún momento. Comenzaba en las patillas, marcando la mandíbula, dejándola un poco mas crecida justo en el mentón. Sobre los labios que no llegaban a ser finos, pero tampoco exagerados, con la línea del contorno marcada, que los delineaba perfectamente, un bigote, cuidado por supuesto, como su aspecto.



Medía 1,71 centímetros de estatura. Sus brazos se presentaban fuertes, fibrosos y marcados incluso cuando no estaba en tensión, que cuando tomaban tal, parecían hierros forjados por el mejor herrero. Sus manos, -en nuestra época las llamarían de pianista- con las falanges finas, que cerradas en la empuñadura de su arma, tomaban un valor, un nombre diferente. Con hombros amplios, definidos ante todo. Una espalda muy bien trazada, con el hundimiento justo en la columna vertebral, delatando el ejercicio diario. La zona del pecho en sí, estaba delineada por los pectorales. Piernas
atléticas, fuertes, contundentes en cada paso que daba cuando era preciso, sin embargo en el combate, parecían livianas como plumas.




Personalidad e Historia : Su mirada era sencillamente : La encarnación de la dureza. El rostro del samurai parecía tallado en pura roca de intimidación. En tres décadas y media de existencia, había vivido lo suficiente como para añadirle un cero más a la cuenta. Si tuviese que contar las veces que había dejado escapar el alma de algún guerrero por una herida mortal, precisaría de dos existencias más para dar cuenta de cada uno de ellos. Su educación y aprendizaje, el cual comenzó cuando apenas era un crío con conocimiento de causa, se centró única y exclusivamente en la Vía.


Firme en sus decisiones, si Kuribayashi Hizen Miyamoto se afianzaba en una posición respecto a algo en concreto, su decisión nacía y moría con él, nadie, absolutamente nadie, ni su propio Daimyo al cual entregaba la vida, era capaz de cambiar su postura al respecto. Kuribayashi hizen Miyamoto, era el Capitán de los Demonios Rojos, una formación samurai de Élite, y por tanto, poseía la frialdad suficiente para acabar con la vida de su propio hijo con tal de salvaguardar el honor de su estirpe y cumplir con las órdenes de su Daimyo.


Con una grandísima fuerza interior, cuando cualquier hombre se sentía derrotado y claudicaba envuelto en un manto de desesperación, Kuribayasih Hizen encaraba a vida y muerte cualquier obstáculo que se encontrase en su camino. De semblante serio, sereno y ante todo armonioso, inspiraba serenidad y una paz interor inexplicable, fuera cual fuera la situación en la que se encontrase, su respiración siempre permanecía acompasada, como los latidos de su corazón. El Inmortal, llamábanle en su aldea natal y en la propia corte de la capital ¿El por qué? Muy sencillo, siempre mantenía el temple, en situaciones donde el pánico abundaba, parecía abstraerse de la realidad para de ese modo, poder combatirla con mayor eficacia.



Era, en definitiva, Kuribayashi Hizen Miyamoto... Un hombre con un espíritu y carisma tan grande que podía abarcar todo Nihon. Un hombre capaz de lanzarse de cabeza a los brazos de la parca, pero siempre con el mentón alzado, la vista al frente y sus creencias, grabadas a fuego en el alma.




Equipo y Atuendo : Excepto cuando llega el momento de presentar batalla, luce un simple kimono de color azabache. Cuando la muerte presenta la posibilidad de llevársele, se coloca su armadura completa escamas, barnizada en un rojo carmesí, y concluye con el casco que representa su formación. Un casco dotado de unos cuernos de marfil bañados en oro y que concluye con una máscara que simula a un Demonio.



Características : Como humano común que es, no se puede
hallar nada sobrenatural en su persona. A la hora de combatir cualquier
ser podría dudar sobre la humanidad de Kuribayashi, la perfección de
sus movimientos, las habilidades aprendidas a lo largo de toda su
vida... Iajutsu, kenjutsu, kobujutsu. El arte del desenvaine y el
envaine.

Su principal fuerte, incluso por encima de su inigualable habilidad
empleando "La Larga y la Corta", era el combate a mano descubierta.
Había creado su estilo de lucha a partir de los que había aprendido de
su maestro Matsudaira. Alcanzó un control absoluto de su cuerpo y por
encima de ello, la mente.


Dones : El honor supera a cualquier aptitud sobrenatural.



Código :

1. GI (Honradez/Justicia)

Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia.

Para un auténtico samurai no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia.

Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

2. YU (Valor heroico)

Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir.

Un samurai debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado, es
peligroso, pero sin duda también es vivir la vida de forma plena,
completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y
fuerte.

Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

3. JIN (Compasión)

Mediante un entrenamiento intenso el samurai se convierte en rápido y
fuerte. No es como el resto de los hombres, ya que desarrolla un poder
tan grande que debe ser usado solo para el bien de todos.

El samurai debe tener compasión. El samurai debe ayudar a sus hermanos
en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su
camino para encontrarla.

4. REI (Cortesía)

Ser un guerrero no justifica la crueldad. Los samuráis no tienen
motivos para ser crueles, no necesitan demostrar su fuerza a nadie
salvo a sí mismos. Un samurai debe ser cortés siempre, especialmente
hacia sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto hacia sus
oponentes, el samurai no es mejor que los animales.

Un samurai es temido por su fiereza en la batalla, pero es respetado
por su manera de tratar a los demás. La auténtica fuerza interior del
samurai se vuelve evidente en tiempos de apuros.

5. MEYO (Honor)

El auténtico samurai solo tiene un juez de su propio honor, él mismo.
Las decisiones que toma y cómo las lleva a cabo son un reflejo de quién
es en realidad.

Nadie puede ocultarse de sí mismo, y los samuráis no son una excepción.

6. MAKOTO (Sinceridad absoluta)

Cuando un samurai dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho.
Nada en este mundo lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que
hará.

No ha de dar su palabra. No ha de prometer. El simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer.

“Hablar” y “hacer” son, para un samurai, la misma acción.

7. CHUGO (Deber y Lealtad)

Para el samurai, haber hecho o dicho “algo”, significa que ese “algo”
le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que
le sigan.

Un samurai es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel.

Las palabras de un samurai son como sus huellas: puedes seguirlas donde
quiera que él vaya, por ello el samurai debe tener cuidado con el
camino que sigue.



Citas : "En el vientre de la modestia, se produce la gestación de la verdadera grandeza."


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Kuribayashi Hizen Miyamoto
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Presente]Entranado [Quien es Masashi Miyamoto]
» High School Of The Dead [HOTD]
» Test: Higth School of the dead ¡Qe personaje soy?
» Musashi Miyamoto - Samurái [NPC]
» Mis compañeros de aventuras

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: LOS HABITANTES DE DHARGEN :: PERSONAJES-
Cambiar a: