Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Kerish

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kerish

avatar

Cantidad de envíos : 20
Edad : 34
Fecha de inscripción : 28/01/2008

MensajeTema: Kerish   Lun Mayo 12, 2008 1:01 pm

Nombre: Kerish Estrellasalvaje
Sexo: Varón
Raza: Humano (Cymyr)
Arquetipo: Bárbaro
Procedencia: Algún lugar de las estepas bárbaras
Edad: Desconocida (se le suponen veintipocos)
Peso y altura: 83 kg y 1,80cm.
Grupo Sanguíneo: O+
Zodíaco: Piscis
Tótems: Lobo y León de las Nieves

Clase: Aventurero Mercenario




Aspecto: Un tipo joven de cabello oscuro que en realidad es castaño rojizo a la luz, largo hasta la mitad de su espalda. Su piel es blanca como la nieve, y sus ojos oscuros e impenetrables, pero a su vez atravesarían el alma de quien los mirase. En el fondo de ellos, arde un oscuro fuego. No se pasa de alto, pero impone, su corpulencia no es exagerada ni se encuentra trabajando en un gimnasio, es la de un hombre que blande armas para sobrevivir y no por ello deja de ser fuerte. Podría inspirar a algún escultor clásico que no se pasara con la masa muscular.
Tiene un perfil distinguido, ojos algo rasgados y labios no demasiado carnosos, además de un mentón orgulloso. Sus pómulos prominentes le dan al parecer cierto atractivo en conjunto con lo demás.

Vestimenta: Por lo general, Kerish prefiere una camiseta sin mangas de color oscuro y una capa oscura para resguardarse. Lleva unas botas altas de cuero, muñequeras y siempre un taparrabo, cuando no le da por el pantalón de cuero. Las féminas encuentran este tipo de atavío provocador, pero para él es normal ir así. En realidad, es pudoroso, y no entiende por qué le miran de aquella manera...



Carácter: Hosco y bravo. No se molestaría con interferir en una pelea, ya que no es problema suyo. Pero no soporta que alguien que goza de una desigualdad ventajosa abuse de otro que no está a su altura. Cree en el honor y en la fuerza de las armas como el mejor guerrero haría, aunque no se salve de poseer la moral de un pirata. Es un bruto sentimental que ahoga sus penas en alcohol. Un amigo fiel pero difícil de ganar, y un adversario apasionado e inteligente. Un enemigo cruel y chulesco.
El honor para él es algo muy serio y no una palabra que suena bien y da prestigio. Es la virtud y el defecto que más aprecia en alguien.


Es un tipo abierto y cerrado a sí mismo, un ser en eterno conflicto.
No quiere ser el héroe de nadie, pero resulta heróico enfrentándose siempre a cualquier enemigo aunque se encuentre en inferioridad, poniendo la espalda contra la pared, debido a su dura tradición, que le obliga a afrontar la fatalidad hasta el fin. Quizá por eso, despierta admiración o jadeos de incredulidad por si lo suyo es locura.
Es la perdida esencia de la humanidad, inconquistable y orgulloso.

Forma de luchar:


Con los años ha aprendido a controlar la negra rabia que le posee, el regalo que todos los cymyr reciben de sus dioses: La Furia. No obstante, hay que decir de su aprendizaje que quedó incompleto, y ha podido suplir y perfeccionarse debido a las intensas experiencias en combate y a su naturaleza autodidacta, la cual le ha forjado una reputación como guerrero entre los humanos y otras razas conocidas y las menos nombradas.
También consigue mantener la cabeza despejada al dejarse guiar por su sentido del combate, algunas veces, ya que el luchar le apasiona y hace hervir la sangre. Así, puede permitirse aplicar sus conocimientos, es clínico y preciso debido al rápido aprendizaje del que goza su raza, y además, es despiadado y brutal, aunque hay quien ve una salvaje elegancia en cada uno de sus ataques. Se le dan muchos apodos debido a su manera de combatir, entre ellos, el Príncipe del Acero.






(Otras reseñas: http://darkaup.mforos.com/1061824/6142232-kerish/ )


Última edición por Kerish el Mar Ene 27, 2009 6:44 pm, editado 13 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kerish

avatar

Cantidad de envíos : 20
Edad : 34
Fecha de inscripción : 28/01/2008

MensajeTema: Trasfondo y Datos de Combate.   Lun Mayo 12, 2008 2:21 pm

"Hay destinos en esta vida de los que no se puede escapar, sin importar lo lejos que corramos".

Originalmente tuvo otro nombre, y una familia, a sus trece nevadas más o menos ya tenía la altura y corpulencia de un hombre esbelto que podía combatir, y junto a las lecciones de su abuelo y sus historias, el adiestramiento de su chamán y las maestras guerreras, y un amigo que pronto hubo de dejarle para ir a vivir sus propias aventuras, fue un muchacho algo fuera de lo normal entre los bárbaros.


Derrotó a dos caballeros del mal cuando ni siquiera tenía 14 años, la edad mínima a la que se consideraba que los jóvenes podían empuñar armas contra el enemigo si no se iniciaban como guerreros en caso de necesidad, aunque Kerish quería casarse con una prima carnal y por ello quería dar un paso demasiado grande para él. Si no era un guerrero, no podía obtener el privilegio de combatir y menos aún el de tomar esposa.
Puso todo su empeño en la iniciación, pero tuvo compasión de su rival y le dio la espalda considerando que ya estaba vencido. Sufrió un golpe a traición, pero hizo que su contrario perdiera un ojo, y aunque a ojos de todos había ganado, no se vio honrado por sí mismo. Fue eso lo que le llevó a salir a las estepas exteriores para volver con la piel del oso negro, un terrible animal monstruoso del que se contaban leyendas, para volver con más prestigio del que podía esperarse.
Sin embargo, una serie de peripecias le llevaron a acabar en una cantera como esclavo de unos seres crueles a los que, tras dar quebraderos de cabeza, demostró su potencial asesino.



Fue cuando le vendieron a un tratante de gladiadores que le enseñó el camino del acero, y le trató como a una inversión cotizadísima además de hijo predilecto. Allí le marcaron en el cuerpo con un símbolo extraño, que podía significar gloria o muerte.
A sus casi 18 años, obtuvo una forzosa libertad tras años de padecimiento y ríos de sangre, y volvió a su tribu. Pero la felicidad no duró demasiado, y una vez más, se vio obligado a descender a sus más bajos y oscuros instintos empuñando el acero, y con su familia y todo su pueblo muertos, la tribu del lobo, él fue el último de un largo linaje de guerreros de raza.



Su camino hacia la venganza no estuvo exento de más penalidades, pero ganó enemigos ante los que hacerse más fuerte y amigos para confiar y amar con los que luchar contra la adversidad.




La oscuridad del caos persigue al bárbaro sin pausa ya que aquella oscura semilla que crecía en su ser no se había detenido nunca.
Hace años en su búsqueda de venganza, los dioses del caos vieron en él un potencial nuevo que ascender como divinidad, y tuvo un largo y prohibido romance con la diosa Cyllan, aunque hubieron de separarse forzosamente por lo que les deparaba el destino. Un dios de la guerra que completaría la estrella de ocho que se hallaba incompleta por el número de siete, un ser que bañaría la tierra de sangre y terror para el gozo del dios supremo.
No, no podía ser esclavo de su deseo. Ni el suyo ni el de nadie.
Kerish rehusó a la divinidad y se enfrentó solo al mundo y a sus peligros, pero la sombra de la oscuridad se hacía cada día más fuerte en su ser. Hasta el momento de la muerte, que según el bárbaro se parece al sexo, y podría afirmarlo por haber acumulado experiencia en ambas cosas con el paso de los años.
Para él son gritos, gemidos, destrucción, choques, un clímax de furia. A pesar de que estás más cerca de los dioses de lo que pudieras estar, no puedes evitar sentirte invadido por muchas cosas distintas y ninguna en concreto. Y entonces, después de que todo haya acabado, quizás te apetezca echar un trago.
Pese a un pasado turbio lleno de sangre, destrucción y trauma, Kerish da lo mejor de sí mismo a veces.
Pero si alguien se le aproxima demasiado, malo... para quien esté tan cerca.
Sin embargo, intenta rehuir la oscuridad que aún le posee a veces y le hace ahogarse en el placer de la batalla. Los viejos fantasmas nunca dejan de perseguirle, y es cuando sabes que las viejas historias son ciertas.
¿De qué vale huir de tu propio mal si lo llevas dentro contigo a todas partes y es lo que te ha permitido ser tan fuerte y sobrevivir?

Se ignora cuál es la razón de que un personaje tan peligroso y solitario esté por Dhargen. Puede que sólo busque un sitio tranquilo donde quedarse hasta la hora de volver a enfrentarse contra la Ruina.






http://elprincipedelabismo.wordpress.com




Datos de Combate:

Estos son los estilos de combate que el bárbaro ha dominado.

Dragón de Acero:


Montante / Espada bastarda


Filo del Martillo:


Martillo y Espada bastarda


La Espada de Bhandirla:


Espada corta/Una mano


Dientes del lobo:



Dos espadas

(Existe una variante que Kerish introdujo usando dos hachas)




Furia del Cielo:



Hacha de batalla


Furia de las Montañas:


Hacha y Espada


El Bárbaro:


Hacha (Escudo opcional)



Equipo:

(Normalmente Kerish lleva el espadón, la bastarda bárbara, el martillo y los dos cuchillos más las dos "garras de tigre")

Última Alianza: Montante de los Ancestrales, el tesoro nacional del pueblo de Kerish, forjada en las cenizas de una estrella aleando su mineral con el acero en fundición y el hierro dulce. Al empuñarla, no hay magia donde la hubiera, ello hace que dos seres se encuentren como dos guerreros, y que las ventajas de la magia no sean para ninguno debido a la irradiación del metal. Tanto si se trata de que Kerish y sus compañeros sufran brujerías como si alguien del mismo grupo recibe sanaciones. Es raro por eso verle empuñarla, a no ser que alguien desequilibre el balance y haya que poner las cosas en su sitio.
Es el arma de un campeón de la humanidad.


Espada bastarda bárbara: Plateada y consistente, con mango para dos manos y perfecto equilibrado, además de dos sobreguardas a ambos lados de la hoja. Calidad excelente de acero, además de fabricación propia. No
tiene mella.

Sombra Negra: Una misteriosa espada de guerra de diseño sencillo, con el mango en negro cuero y el pomo en pera tan plateado como las guardas. Se desconoce su origen y si tiene alguna propiedad.

Masticahuesos: Un misterioso martillo que brilla con palidez, regalo del Alto Señor de los Enanos. No hay armadura que se resista. Se dice que concentrándose en estado de necesidad, el martillo puede hacer añicos
una pared. Kerish a veces se lo enrosca al brazo con una cadena.


Cuchillo sacrificial Cymyr: Un cuchillo regalo de su abuelo, casi una espada corta. Doble filo, punta ancha y romboide, y una particular gema azul incrustada en el pomo.

Cuchillo élfico: Un buen acero de factura élfica regalado a él por una guerrera elfa llamada Scail.

Garras de Tigre: Dos cuchillos del tamaño de las garras de un gran tigre y con esa forma.

Armadura: (Varía)




Táctica: Kerish puede ejercer como caballería con arco o con ataque al galope dentro de un ejército poco clasista, debido a que los nobles monopolizaron este sistema de lucha para la élite dominante y enseñan los secretos a sus escogidos. No en vano, Kerish pertenece a una raza que domina el combate a caballo. Es raro verle en una guerra sobre una montura si no lo hace por su cuenta.
Normalmente, Kerish puede agregarse a una unidad como soldado de asalto, los bárbaros son criaturas valientes y poderosas. Se arrojan al combate en primera línea y nunca se retiran si no hay un castillo derrumbándose sobre sus cabezas. Kerish puede deshacer formaciones con una poderosa carga embistiendo de forma dirigida, de forma más o menos descuidada pero que causa estragos contra un enemigo que no está acostumbrado a combatir a la desorganizada, y obligar a caer en dominó a algunos enemigos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Kerish
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: LOS HABITANTES DE DHARGEN :: PERSONAJES-
Cambiar a: