Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 el Regreso de los Dioses..

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
lemeldir

avatar

Cantidad de envíos : 191
Edad : 34
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 23/05/2007

MensajeTema: el Regreso de los Dioses..   Vie Sep 19, 2008 11:03 pm

Arceron, desde ahora llamado "el Infanticida"... corrompió su alma entregándose a las artes de magia antigua en un ritual donde buscó despertar a Herummor y traerlo de regreso donde los hombres habitan sin sospecharlo.
Corrompido por la Logia del Durmiente, en la cual alcanzó el grado de Gran Caballero Electo y Gran Iniciado, dedicó su vida, en secreto a redescubrir y revitalizar los rituales que habían sido censurados por el Gran Círculo del Año 50 de la Diosa, en el que sabios de todos los confines, aun testigos contemporáneos de los primeros siglos de la historia, borraron de los libros, prohibieron su mención, extinguieron todo vestigio de los rituales por los que los primeros hombres que habían sido seducidos por Herummor y a través de ellos, el Vástago había alcanzado a los hombres con su poder. Antes de ser encerrado por los Primordiales en el centro de la tierra, se creía, eternamente.


El ritual necesitaba de sangre pura de los Tres Linajes, inocentes fueron muertos, del Linaje de Nobles y Guerreros. De los Sacerdotes, el hijo de Ammrod Annatar sufrió terribles dolores, y el primer hijo de la Reina fue secuestrado y lastimado en ese tétrico, subterráneo altar. El ritual falló cuando la sangre del heredero al trono entró en contacto con las otras.... y llevó a la Reina a una acusación de infidelidad porque implicaba falta de pureza en la sangre real.
Arceron fue detenido, y está prisionero bajo los mármoles del Gran Templo, devorándose a si mismo en una locura sin fin, pero existen dudas razonables entre entre los Sacerdotes de la Orden de la Trinidad, de que algo ha sido devuelto a la vida, y un sueño, o una pesadilla, se ha vuelto realidad.


Ahora... se duda de la legitimidad del hijo de los reyes.
La tradición lo ordena, y se convoca al Tribunal de los 70.

***************************************************


La noche trascurre plácidamente. Es evidente que el Brumas Blancas no es igual sin la reina, libre para pasearse por donde le plazca. Las acostumbradas tareas cotidianas, que muchas otras mujeres "nobles" no harían ni por todo el oro del mundo, ella las realizaba cada día sin falta. Comprobar la cena y todas las comidas de la corte, de los sirvientes, de la guardia. Revisar las estancias de los niños huérfanos e hijos de nobles e invitados. Cerciorarse de que los animales estén bien atendidos, de seguido: recorrer los patios de entrenamiento, y atender a los enfermos, cada día.
Alternar días especiales para ayudar con el mantenimiento de los salones y sobre todo de las salas de oración y rituales. En fin.. toda una rutina digna de una madre preocupada y eficiente, pues jamás se ha pensado de otro modo para lo que le compete.
Pero todo eso está menguado hace semanas, pues el consejo retrasa la designación del día para el Juicio, sus motivos tendrán.





Mientras los 70 jueces se aproximan a la capital desde diversos confines de los Reinos Libres, aliados de la Corona de Dhargen.
Los mejores hombres y mujeres, designados cada uno en su lugar de origen por rituales muy especiales y arcanos. En algun lugar, el azar sagrado los determina, en otros, es el designio de los dioses y el voto de los hombres.
En otros, la voluntad del más fuerte. EL poder de la espada más certera. Pero dentro del Tribunal de los 70,serán todos signados por la Diosa para encontrar la verdad en los sucesos que se les muestren delante. Viejos ritos, certeros o no, así han sido desde siempre, y ni siquiera aquella que puede sufrir las peores consecuencias, se atrevería por un segundo a cuestionarlos.
El asunto tiene a la población ansiosa, y muchas son las teorias que se labran en el populacho. Es cosa de magia negra, es cosa de motines militares o es cosa de nobles demasiado fuera de sus límites.
El amor de la gente hacia Laralice no ha cesado, pero empieza a ceder cuando no ven al primogénito. Dhargen entero vive en un complejo ambiente ritual, y la gente, conciente o no, sabe que el individuo no está por encima de la tradición. Por mucho que quieran a su reina, el Tribunal es cosa de dioses, desde que el tiempo es tiempo.
Es el mismo que condenó al dios caído a la sombra, solo que en su momento estaba compuesto por dioses, semidioses y primeros nacidos. Este memorial, revivificación del tiempo sagrado, sólo se repite cuando una duda genuina sobre la realeza lo amerite. Quizás sólo esto, y las guerras, sea capaz de aunar voluntades de reinos tan distantes y hacer converger bajo el mismo techo a enemigos mortales y milenarios.


.. a los que sólo los mantiene en paz, el respeto por lo alto.

_________________


Última edición por lemeldir el Lun Nov 16, 2009 11:44 am, editado 5 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lemeldir

avatar

Cantidad de envíos : 191
Edad : 34
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 23/05/2007

MensajeTema: Logia del Astro Durmiente   Mar Ene 06, 2009 2:57 pm

Sus líderes en Orden de Jerarquía decreciente desde el grado 33º al 25º y el grado 15º.

Soberano Grandísimo y Padre de Patriarcas
Antonio Sayer, Padre de la Biná (Inteligencia Activa) Juglar de la Hod (eternidad del ser)





Caballero y Príncipe del Real Secreto
Lord Sackville de Yursener




Gran Inquisidora, Abadesa del Templo Universal del Dios Durmiente
Ellavy Adonay




Gran Caballero Electo y Perfecto Iniciado.
ARCERON se ubica en este rango (ver Sacerdotes y Sacerdotisas, en Personajes)




Gran Matriarca
Yadua hija de Raziel, portadora del Libro del Esplendor.


[b]Caballero del Sol y Príncipe Adepto:

Simeon Ben Yojai



Gran Maestro de la Luz.
Ser Eliphas Levy.



Príncipe de Gracia:
Ser Aleister Crowley de las Tierras Yermas






Caballero de la Serpiente de Bronce y Príncipe Trinitario:

Kevan Ágeler de Akkram.




Caballero de Oriente y de la Espada
General Nikita Sergeievich Kruschev; El Carnicero de Durrushkar;


Nota: Este grupo está basado en la Jerarquía de la Masonería, segun los apéndices de Corto Maltés, Fábula en Venecia; de Hugo Pratt. Se han hecho las adaptaciones del caso.


_________________


Última edición por lemeldir el Sáb Mar 26, 2011 11:56 am, editado 9 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lemeldir

avatar

Cantidad de envíos : 191
Edad : 34
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 23/05/2007

MensajeTema: El Juicio de Laralice   Jue Ene 08, 2009 1:02 pm

Habiendo pasados Un Año y un Día de la convocatoria al Juicio y acusación a la Reina, en el año 2016 de la Diosa, durante la temporada estival, apenas finalizadas las celebraciones de Litha, luego de 7 días de precepto para descanso de los corazones, se reúne el Tribunal de los 70 en el Salón de los Juicios Supremos del Brumas Blancas, que no había sido utilizado para algo semejante, hacían ya 500 años.


En la Ordalía se espera una prueba que reafirme la carta del rey, según la cual el niño perdido es definitivamente hijo suyo. Se espera su llegada y éste no se presenta, pero sí lo hace su lugarteniente y mano derecha en combate, el General Kruschev (Caballero de Oriente y de la Espada en la Logia). Relatando el ataque de los Cóndores y la desaparición del rey, que no obstante le ha confesado la falsedad de la primera carta, que lo hizo por amor a Laralice pero que el hijo no puede ser suyo.

La última opción entonces es la Cámara de los Reflejos, aquella que no se ha utilizado hace exactamente 700 años, porque en ella se ven demasiadas cosas que no todos soportan ver, e incluso los testigos que ingresan a ella junto al acusado sufren demasiado peligro.
En la Cámara de los Reflejos, el acusado se enfrenta a sí mismo, y la Piedra de los Mil Rostros muestra claramente lo que la persona ha hecho, lo que ha pensado y piensa, lo que ha sentido y siente, y no todos sobreviven al encuentro consigo mismos.




El tribunal de los 70 había sido instalado en la plataforma que, llenaba de lado a lado hacia la izquierda del acusado en en centro, en el gran salón de los Juicios Supremos del Brumas Blancas. En la Cámara de los Reflejos, sobre la Roca Implacable, se ubican los 11 testigos elegidos por votación entre la gente de las ciudades y los campos, y sobre la Roca de la Acusación se instalan los 11 fiscales, mientras que frente a la Piedra de los Mil Rostros está centrado el acusado.
De modo similar, hacia la derecha, una plataforma a modo de tribunas estaba ya llena de los 70 Testigos Comunes, representantes de los mercaderes, pueblo llano, campesinos y gente de todo tipo, elegidos de diversas maneras a lo largo y ancho de los Reinos Libres.

Enfrente de la acusada se alzaba el dosel del Gran Maestre de la Orden de la Trinidad y junto a él a su izquierda, se encontraban Arilas y los demás sacerdotes, junto a Selvia, y detrás, varios sitiales para los miembros del Consejo Real.
El maestre estaba vestido con el ropaje de gala de la Orden y tenía en la mano el báculo místico, símbolo de su autoridad. A sus pies había una mesa, y a ella dos secretarios que tenían el encargo de poner por escrito todos los procedimientos de la causa. Las túnicas negras de estos dos, su cabeza desnuda y sus miradas graves y humildes, contrastaban con el aparato guerrero de los caballeros de la Orden de la Trinidad y de la Guardia Sacerdotal, novedosa creación de Arceron antes de su caída, ataviados en color púrpura. Detrás de ellos, pero en la misma plataforma se habían colocado los escuderos con ropajes blancos.

Había cuatro preceptores en la audiencia y ocupaban sitios inferiores al del Gran Maestre y algo más elevados que el piso inferior. Todo el concurso presentaba el aspecto de una gravedad majestuosa. En el rostro de los caballeros de la Orden de la Trinidad se notaba el aire militar correspondiente a su profesión unido a la severidad y al recogimiento propio de unos hombres consagrados al servicio de los Dioses. El Gran Maestre representaba la conjunción entre Derecho y Dioses, sacerdotes y jueces de los reinos libres le respetaban y rendían pleitesía.

En los otros puntos de la sala había guardias armados con partesanas y otras muchas gentes, atraídas por el deseo de ver a su reina frente a la inquisitoria presencia del Gran Maestre, del que se contaban muchas, demasiadas cosas, a cual más extraña y misterica.

La mayor parte de aquellos espectadores eran dependientes de la Orden, como lo denotaban sus blancos y negros ropajes. Pero no se había negado la entrada a los habitantes de la ciudad y pueblos y campos circunvecinos, porque era tradición y costumbre dar publicidad a los actos de justicia y ley.

Abrióse la sesión con un salmo, que el mismo Gran Maestre entonó con voz suave, pero más firme y segura de lo que correspondía a su edad. Era el mismo que los templarios de la Trinidad cantaban antes de atacar al enemigo, y que el Gran Maestre juzgó más oportuno en aquella ocasión. De todos los que conocían esos cantos, los labios
de Arilas y de Selvia fueron los que no se movieron en absoluto, junto a las bocas de los fieles a Laralice en el Consejo. Quizás un temor profundo los embargaba, o solamente aun en un silencio interior, invocaban la justicia eterna y la victoria de la verdad.


Aquellos ecos majestuosos, repetidos por cien voces acostumbradas a entonar los loores a los Altísimos, subieron a las bóvedas del salón y se esparcieron entre sus arcos con un ruido semejante al que produce una remota cascada.
Cuando cesaron los cantos, el Gran Maestre alzó la voz y comenzó a hablar a la Asamblea:

"La tradición indica que aquel que no pueda retornar de la Cámara
después de 7 horas, es indudablemente culpable ante hombres y dioses, y
el que retorne, será declarado sin dudar, inocente y libre para purgar aquello que falte ser purgado."


Que los Dioses dictaminen.
.....................................................................................................................

Desde aquí el relato de Baradur Meiker del Llano Oscuro, agricultor de las tierras de trigo en los lindes de Dhargen, elegido como uno de los 70 testigos “comunes”:

Luego de los cánticos el silencio inundó mi corazón de una emoción profunda y pesada. La acusación fue sencilla – “Ha infringido la Ley de Dhargen” - dijo el maestre y solo después de unos minutos comprendí a qué se refería. La ley de Dhargen es la costumbre, la tradición, el orden, el tiempo... y ella debía ser primera entre las primeras en respetar todo aquello.
Lo primero que anunciaron fueron las pruebas a favor de nuestra Reina, y éstas consistían solo en una, una epístola del rey enviada hacía unos meses, en donde aseguraba que la dama Laralice gozaba de toda su confianza y que ese niño, era suyo por sangre, derecho y destino.
La carta fue presentada ante el Tribunal de los 70 y nos fue presentada a los 70 Testigos comunes. Llevaba el sello de Meder XIº y su letra, su emblema y su prosa, inconfundible para quienes lo hayan escuchado hablar alguna vez, entre los que yo podía contarme con orgullo.
Más los Fiscales adujeron que eso no era suficiente. Y los defensores reaccionaron velozmente, y anunciaron que el Rey en persona llegaría para el juicio, y confirmaría con sus propias palabras y su presencia, que la mujer era inocente y que el niño del que nada se sabía hasta ese momento, era suyo, plena y genuinamente hijo del Rey.

(continuará)


Nota: El juicio de Laralice toma como modelo diversas obras, entre ellas Ivanhoe de Walter Scott, en sus capítulos destinados al juicio de la Judía Rebecca, algunos pensamientos del Juicio a Friné y del Juicio a Sócrates, el contexto tradicional y religioso de Dhargen y otros aportes de diversos orígenes.

_________________


Última edición por lemeldir el Lun Nov 16, 2009 12:17 pm, editado 7 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lemeldir

avatar

Cantidad de envíos : 191
Edad : 34
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 23/05/2007

MensajeTema: Orden de la Trinidad   Jue Ene 08, 2009 2:32 pm

Líderes Espirituales y Jefes de los grupos armados.

Gran Maestre: (puede recaer el cargo en una mujer)

Jefe/a de la Orden era el Gran Maestre del Sur, pero mantenía el mismo rango que los demás Maestres de la Orden. La elección del Maestre, suponía la convocatoria del Capítulo con 12 miembros, elegidos mediante unas elecciones primarias, en la cual un comándante y un hermano, elegían a otros dos miembros del capitulo y estos a la vez a los siguientes miembros. Al Maestre electo se le entregaban los símbolos del: Bastón y el Látigo. Las Ordenes del Maestre, se consideraban como expresión de la voluntad de la Diosa. El Maestre, no podía disponer de los bienes de la Orden y solo le estaba permitido regalar: un caballo, un vaso de oro o plata, un manto de piel o una armadura. Estaba prohibido el regalo de lanzas y espadas. En campaña, el Maestre disponía de una tienda redonda sobre la que ondeaba el emblema de la Orden.

Gran Maestre Hugo de Pains



Senescal (si fuera varón) o Señora del Orden:
Era el sustituto y consejero permanente del Maestre, debiendo asistir a todos los Capítulos. En campaña usaba las mismas insignias que el Maestre.

Señora del Orden Hildegarda de Saint - Omer



Mariscal. era el jefe militar. Bajo sus Ordenes, se hallaban las armas, los caballos y el Consejo de Comandantes cuando se agruparan las diferentes órdenes.

Mariscal Andrés de Montbard



Comandante. Encargado de proteger y cuidar a los saberes y propiedades de la Orden, a todos los peregrinos de las tierras libres, garantizar apoyo militar a las campañas justas de los Reyes y permanecer en constante vigilancia de los Templos Mayores de las capitales, además de consagrar su vida a la protección de las Sacerdotisas de la Diosa.

Comandante Jacques de Rossal



Caballeros y Damas de la Trinidad.

Generalmente ataviados en Negro los hombres y en Blanco las mujeres (pero esto puede variar usualmente conforme a los emblemas familiares y símbolos religiosos que se precien) representan los opuestos que se complementan. La preparación militar es regulada para las mujeres y se acentúan en su caso la formación en artes mágicas y curativas si fuera el caso.







A este orden le continúan los

* Sargentos o Escuderos

*Criados/as
* Artesanos/as
*
Afiliados/as


Nota: Capitulo. Era un Consejo compuesto por el Maestre y los hermanos/as de mayor experiencia y criterio. Cualquier decisión importante
suponía convocar el Capitulo y su aprobación debía contar con el voto de la
mayoría. Decisiones del Capitulo, eran: recepción de un nuevo Hermano, declaración de guerra, firma de armisticio, enajenación de bienes de la Orden,...

Nota 2:Este Grupo se basa en el Orden del Temple y se utilizan algunos nombres históricos, con las modificaciones propias para adaptarlo a la idiosincracia de Dhargen.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lemeldir

avatar

Cantidad de envíos : 191
Edad : 34
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 23/05/2007

MensajeTema: Re: el Regreso de los Dioses..   Jue Ene 15, 2009 11:05 am

Dhargen Central:

La comitiva del Rey llegó a tiempo. Pero sin el rey. La primera parte del proceso no pudo ser favorable a los defensores de la reina. En las calles y en todo sitio donde la gente se reúne se comenta el gran fracaso y lo que es peor, la desaparición del rey. Su mismo amigo y General llegó anunciándola, habían sido atacados por cóndores de las montañas, aquellos
que solamente Laralice y sacerdotisas pueden convocar y ordenar. Todos los ojos se centran en la serena y hermosa reina, todos los corazones tiemblan, y algunos labios emiten muecas de sonrisas. Las dudas pasan velozmente a ser certezas y lo terrible ha de suceder, porque el último recurso en la búsqueda de la verdad en la justicia de Dhargen es la Cámara de los Reflejos.


Mediodía del Tercer Día del Juicio:
Nubarrones de tormenta amenazaron desde la noche y el amanecer viniendo del Norte. Pero para la media mañana, el sol se impuso y con él un calor sofocante y húmedo. En el Salón de los Juicios Supremos todo se alista prontamente, y apenas las campanas dan las 11, la Dama de Dhargen, hija
de la Diosa, Madre del Pueblo y Protectora del Reino, Sacerdotisa y Reina,
madre y esposa, está sola.
Sola y en silencio, rodeada de personas y rumores. El Tribunal de los 70 no se retrasa ni un segundo y el Maestre inicia los cánticos, consagrando la jornada, las voluntades,los pensamientos, a la fuerza de los dioses. Laralice suspira, y sus ojos miel se centran en los labios del Maestre. Ella sabe lo que dirá, y no teme.

Cámara de los Reflejos:

Los cuarzos en forma de cristal de roca conforman una estrella extraña de puntas incontables porque desde donde se la mire, parece cambiar. Detrás de la roca del tamaño de un puño que sin embargo parece inmensa y poderosísima, se ubica una caldera en el piso de la Cámara, de hierro y acero de la que surgen eternamente llamas que alcanzan la altura de un hombre la luz del fuego hace refulgir la piedra, pero esta no emite luz ni reflejo alguno hasta que las puertas se abren, y los cánticos de siete sacerdotisas inician el ritual que no ha sido hecho hace centurias. El ambiente es amplio pero sofoca el corazón, la Roca de los Testigos está tallada en mármol y cada uno de los 70 comunes se ubica sobre un símbolo.
La Roca Implacable sostiene a los testigos defensores, la Roca de la Acusación a los fiscales, 22 hombres y mujeres que representan a la Justicia no escrita de Dhargen, esa que por milenios sobrevive en la costumbre. Nuevamente en el centro, sola, magnánima en un sencillo atavío color rosa pálido, la mujer de la que mas que muchos dudan estos días, se enfrente a la Roca de los Mil Rostros.

…en la Cámara de los Reflejos se ven demasiadas cosas, y el acusado se enfrenta a sí mismo. No todos sobreviven a este lugar, porque la culpa puede ser tan poderosa como la muerte misma. Es el último recurso, pero el más eficaz. La roca destella y muestra lo que uno es, lo que uno siente, piensa y lo que ha pensado y sentido, y lo que hará o ha pensado hacer. Lo
muestra todo, y la costumbre ordena que pasadas 7 horas sin que el acusado regrese al Salón de los Juicios, se entenderá que es culpable, los Testigos (que sobrevivan) darán fe de lo que han visto y los fiscales jurarán por su vida y honor que han comprobado sus acusaciones. Si el acusado regresa con igual serenidad que al entrar, y los testigos dan fe de su inocencia, los fiscales renuncian a su acusación y el juicio termina.

Ocho horas después:

El reino ha entrado en acefalía. El rey ha sido muerto por cóndores de las montañas, y una última carta confiesa haber defendido a Laralice por amor, pero que no ha fecundado con ella. La Reina Laralice no regresó de la Cámara de los Reflejos y 81 personas fueron encontradas muertas dentro.
El Consejo de Sacerdotes y Guerreros se reune urgentemente con el General del Rey y con la Orden de la Trinidad. La escasa unidad que se ha sustentado hace años entre los Reinos Libres no puede sufrir semejante embate, los demás reinos del mundo no deben siquiera sospechar que Dhargen no tiene rey. Se sospecha claramente de una conspiración liderada por la reina para salvar el honor y matar al rey que confesaría el pecado de su mujer, el General ofrece testimonios y relata sucesos que implican severamente a muchos de los sacerdotes de Dhargen allegados a la reina, a miembros de alta jerarquía de la Orden de la Trinidad, al Cónsul de Dhargen y sus allegados y familiares, los nombres empiezan a surgir como en arcadas de confesiones, acusaciones y sospechas y nada es seguro.

Sacerdotes puestos en duda, reyes perjuros y reinas traidoras... el linaje de Guerreros parece ser la única opción. La tradición da la respuesta, en el sosticio de invierno será electo rey el primer hombre o mujer que atraviese junto con el nacer del sol, las puertas de la ciudad...es una opción demasiado "retrógrada" y el General se opone, junto a el sus hombres y gran parte del Consejo. Cosa inédita, la tradición es renegada.. el General pide que el asunto sea sometido a votación. La Orden de la Trinidad no puede participar de las decisiones políticas por causa de sus votos de obediencia y los sacerdotes han sido manchados con las acusaciones de traición, que sean infundadas o ciertas, ya han hecho caer sobre ellos el manto de la terrible sospecha de conspiración. El consejo de Dhargen Central ignora las sugerencias de los 70 enviados, que instan a conservar la ley de la costumbre, alegando que los jueces ya han cumplido su tarea y ahora deben apoyar al consejo o regresar a sus reinos sin tardanza. La palabra "guerra" resuena en los pasillos y antes de que nada pueda evitarlo, el Consejo elige al General Nikita Sergeievich Kruschev, llamado por sus enemigos en batalla El Carnicero de Durrushkar, segundo al mando de los ejércitos de Dhargen en campaña, hijo predilecto del acero y amigo personal del rey, como Regente de Dhargen y los Reinos Libres del Sur.

Lurendë. Tierras de los Elfos Blancos. La elfa de cabellos blancos entra velozmente a su habitación y busca entre los cajones papel y tinta... la casa Hildor sufre un día oscuro, negro, terrible y mortal. En las calles de la Aldea hay gritos y lamentos. Los elfos han salido en persecución de los sorpresivos atacantes, pero el daño fue hecho. Una manada de Ukumarus, Osos salvajes de las montañas, atacó antes del atardecer a los Altos, ha corrido mucha sangre, de la sangre imperecedera, y correrán desde hoy eternas lágrimas.
Nendra escribe temblorosa y con velocidad... los cabellos blancos como la nieve están desordenados y el traje de color verde oscuro está rasgado en partes y manchado de sangre. De sus ojos llenos de luz caen lágrimas de pena, una pena profunda que el corazón de los hombres no conoce, y su cuerpo tiembla, cuenco de todos los temores, testigo de una matanza que no debió ser.
Al poco tiempo un ave de las montañas surca los espacios y el tiempo hacia los campamentos élficos cercanos a las tierras de Dhargen. El niño y la elfa de cabellos de sol están perdidos, Elowen y muchos de la casa Hildor fueron asesinados bajo las garras y dientes de los Ukumaros, bestias que pacíficas como ninguna otra, olvidadas por muchas civilizaciones, regresaron este atardecer al contacto con los pensantes llenando de sangre y furia todo a su paso. Y tan veloz como lo fue el ataque, el ave mensajera de Nendra llega a posarse sobre los estandartes de la Guardia Elfica de Morfindel, el mensaje ha llegado a destino, cuando tal vez todavía quede algo por hacer.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lemeldir

avatar

Cantidad de envíos : 191
Edad : 34
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 23/05/2007

MensajeTema: de máscaras y escenarios...   Vie Sep 10, 2010 7:57 pm

...Alrun sale de la universidad de Dhargen cobijada bajo su larga capa blanca y capucha puesta con un grueso libro de tapa antigua entre sus manos que aprisiona contra el pecho como si fuera un tesoro, caminando hacia la plaza alza la mirada al cielo notando como el atardecer empieza a llegar presto- Hoy va a hacer frio...-susurra para si misma torciendo los labios.

Dhargen está adormecida. Las guerras han calmado, el comercio ha florecido. Todo parece ir avanzando, en progreso lento pero firme. El Regente se ha ido ganando la confianza especialmente de los mercaderes y los grandes terratenientes. El ejército lo respeta. Los enemigos le temen y el pueblo se ve satisfecho con muchas de sus medidas. Un pequeño grupo se manifiesta de a tanto hablando en las tabernas, corriendo la voz, pero pronto son silenciados por los guardias, o sacados a patadas de los lugares públicos donde todo parece festejar una nueva época. Sólo Ammrod se mantiene taciturno, y ya ha dejado de discutir con mucha gente sobre lo mismo... ha intentado ser sutil y no levantar demasiados avisperos... pero la reacción de la gente para él ciega e ingenua lo satura y lo pone de mal humor. Alrun lo nota.. y lo sufre en el trascurso de los días. El soldado ha dejado paso al estudioso, y hay jornadas en que parece costarle bajar de sus meditaciones para cumplir sus funciones de padre y esposo.

Esa tarde no ha asistido a las asambleas en el Brumas Blancas... ya van varias ausencias y sus respectivos reclamos por parte de Talyan que dice hablar en nombre de Kruschev. Ammrod ha confiado a Alrun sus sospechas y es evidente que le cuesta horrores fingir cada día lealtad y sumisión. Algo se esconde detrás de tanta calma y bienestar. Pero nadie quiere oír. Y Ammrod parece envejecer aún mas por momentos, no lo ha dicho... pero Alrun lo sabe.. excepto por ella. Se siente solo.

Alrun ¦ llega a la plaza con pasos lentos y amoldados sobre el empedrado de la calle. Las yemas de sus dedos acarician el lomo del libro como si acunara un bebé y mira a su alrededor bajo la oscuridad la capucha hasta llegar a un banco, tratando de pasar desapercibida entre un cumulo de gente que dialoga, suspira llevandose una mano al pecho notando el nudo que lleva creciendo en su interior dia a dia y tose angustiada sentandose despues.
  
La rudeza de hace un tiempo se esfuma en sus silenciosos paseos por el verde de la cabaña.. y los vistosos trajes de guerra han dejado paso a sencillas vestimentas de estudio, que descuida por momentos como todo pensador sumido en sus mundos de ideas y de especulaciones. Ciencia, historia, pero sobre todo MAGIA y presagios. La magia deja sus ojos cansados de experimentos que buscan desvelar aquello que le impide descansar.
Su hermana no quiere oírlo. Y su esposa es prudente, no es tiempo de revelarse si no hay pruebas. Cada día que pasa la verdad parece alejarse y él suena cada vez más como un tonto, o un loco. Alrun ha escuchado comentarios al respecto, y uno de sus consuelos es saber que al menos sus hijos van creciendo esplendorosamente que si mañana todo se desploma otra vez, al menos ellos hoy se cultivan, y crecen y ríen. Especialmente la niña, que ya es un dechado de virtudes cortesanas y conocimientos, mientras Ardust se especializa en el arco y la flecha y pasa largos ratos con los animales, que no le aturden con charlas superficiales y él siempre, o no siempre... desde aquellas jornadas oscuras, ha preferido el silencio....


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: el Regreso de los Dioses..   

Volver arriba Ir abajo
 
el Regreso de los Dioses..
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» EL REGRESO DE ELEKTRA
» Información: BANDOS Y DIOSES
» El regreso de Nuka y Mhetuu
» Un grato regreso, eso espero xDDD
» ODIN DIOS DE LOS DIOSES NORDICOS Y DE ASGARD

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: Forjadores de Historias _ Interpretacion :: Las Historias de Dhargen-
Cambiar a: