Razas y Reinos forjando su destino.
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Cuervos y Aguilas, gris y azul

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Yaime

avatar

Cantidad de envíos : 112
Edad : 39
Localización : España
Fecha de inscripción : 28/08/2007

MensajeTema: Cuervos y Aguilas, gris y azul   Lun Oct 03, 2011 7:49 pm

Session: Tue Oct 04 00:43:25 2011

-( Casa )- es de una planta, se ven dos ventanas por cada pared y las puertas de delante y atras, dos ventanas dan a sendas habitaciones, otra da a una especie de estancia con una bañera en su centro, las otras dan al salón, no hay puertas que separen autenticamente las zonas... y menos del comedor y la cocina que solo estan divididos por una barra

* Arash se haya en su casa, sus movimientos son tranquilos, ha regresado hace poco del bosque... una nueva "excursión" para encontrar Traidores, suspira....

* Arash se haya en la bañera, al alcance de su mano esta su espada, una vieja precaución desde que al Regente se le ocurrio enviar a soldados a buscar a traidores a ultima hora de la noche... al otro lado una toalla y el agua burbujea casi por el calor que desprende, a pesar de las fechas de verano que son ahora mismo

* Una figura se encontraba esperandola en el interior de la casa, oculta entre las mismas sombras. Siguio con la mirada cada uno de sus movimientos para asegurarse que se encontraba sola. Sus pasos eran tranquilos, y silenciosos. Su mirada, oculta y acostumbrada a la oscuridad. Escuchaba el sonido mismo del agua.. Desvio despues la mirada hacia esas ventanas, asegurandose de que nadie se iba a acercar. De que nadie les iba a molestar. Su visita en la ciudad era algo excepcional. Hacía muchos años que no la había visitado, y mucho menos, sin tener un motivo de gran peso sobre ese. Pero debía de hablar con ella. El tiempo pasó, la gente cambia. O al menos eso penso, sobre la mejor manera de abordar la situacion. ¿Por que las mujeres se quedan horas en la bañera?. Ni que despues no se arrugasen. Se acerco hacia la cortina de la misma, la cual empujo, un poco aproposito.

* Arash ve como la cortina que emplea para separar esa estancia del resto de la casa, se mueve levemente, Eldhir a su pesar desde que ha subido de la cocina, puede intentar no hacer ruido, pero la mujer esta muy acostumbrada a los sonidos de su casa... sonrie con malicia... - seas quien seas... puedes irte al cuerno... o unirte

Eldhir: Me encantaria hacerlo, pero esa bañera es demasiado pequeña para los dos. Deberiamos de estar muy apretados. Sus pisadas se escucharon ahora por el suelo, con mas tranquilidad mientras que se acercaba a donde ella estaba.. Su mano aparecio y descorrio la cortina para mirarla ahora, directamente.. de modo que si no se cubre la observaria desnuda. No se corta al hacerlo. Y de hecho cuando lo hace curva sus labios en una sonrisa.

* Arash deja que el que abre la cortina laobserve con calma, pensaba que era otra persona que no le hubiera importado lo apretado, alza una ceja, al ver al que se haya ahí, sin ningún falso pudor, sabiendose una guerrera ante todo.. alarga la mano y coge la toalla... su piel se ve cuidada a pesar de que es dorada, no tiene vello... sus cabellos blancos se ven humedos.. mantiene en su mano la espada desenvainada...

Arash: lastima... me gustan los juegos apretados

Eldhir: No dije que fuese malo. Pero mas que sentir el agua, mejor ver como esas gotas bajan por tu piel. [/color] Dijo mientras que seguia agarrando la cortina y observandola. Curvo levemente los labios en una sonrisa. Y habra tiempo para jugar. Ahora debemos de pensar en otros juegos.. mas importantes. Añadio mientras que se acercaba a ella sin temer la espada que portaba.

* Arash observa al hombre... - ummmm... - apoya un codo en el lado de la bañera y la barbilla en la mano abierta, sus ojos de un extraño y profundo azul oscuro... le estudian,... la luz de las velas hace que su cuerpo ahora apenas cubierto por la toalla qeu ha colocado de tal forma que queda por fuera de la bañera pero sin pegarse a ella... le sonrie de lado, mientras sigue con la espada en la mano... - que juegos??

* El hombre, una vez que se adentro se acerco hacia la bañera, y se sento a un lado de esta. Quedando cerca de ella. Llevo uno de sus dedos, hacia su cuello, el masculino y tiro ligeramente de una cadena, la cual fue saliendo. Se trataba de un relicario de plata, pero al moverlo, le mostro una pequeña piedra gris. Has cambiado. Te has vuelto mas hermosa. Desde la ultima vez.

* Arash sonrie - como puedes ver no llevo la que me regalo Veovis... - se encoge de hombros, cierra los ojos - gracias por el halago... - cuando se mueve para dejar la espada Eldhir puede ver su hombro, se ve marcado con lineas blancas... pero cuando vuelve a tumbarse con comodidad actua con naturalidad... - empezamos el juego?

* Movio su mano de nuevo para guardar el colgante debajo de sus ropajes mientras que la miraba. El juego ha empezado y sin nosotros. Y han hecho trampa en el inicio. Dijo de manera calmada. Han tomado como rehen a.. quien se encargaba de la comunicación. Y desde entonces, utilizar esto es peligroso. Dijo refiriendose a la piedra gris. La han utilizado contra nosotros, para tendernos emboscadas e ir aniquilandonos poco a poco, hasta dejar los que ahora estamos. Soy Eldhir, actual comandante. Dijo mientras que miraba a la mujer directamente a los ojos. Pese a la edad que el podia tener en su mirada se notaba todavia ese brillo de peligro.

Arash: lo sé... - sus ojos azules son sinceros, aleja los suyos, recordando lo que paso los primeros días de la desaparición de la reina... hasta ahora no se ha atrevido a usar ese tipo de contactos... sabiendo que el Regente los tiene controlados... cada vez que se pone la joya, es un peligro... sonrie sensualmente y le ofrece la mano - Arash excapitan de la guardia azul

Arash: sabeis algo de Corbray? el antiguo comandante? - el tono es preocupado... cuando se ha presentado al usar el titulo de su unidad, se ha percibido un dolor que se mantiene a ralla... seguramente Eldhir haya oido hablar de ella, mas que él de ella

* Cuando le acerco su mano, le tomo la misma y le atrajo hacia el haciendo que se elevase de la bañera para mirarle directamente a los ojos. Como si estuviese buscando algo en su mirada. Lo se, se quien eres Arash. Dijo mientras que le mantenia la mirada para despues volver a dejar que fuese metiendose en el interior de la bañera.. de nuevo. Tras lo ocurrido, hace mucho tiempo, perdimos el contacto con muchas de las facciones y ramas dentro del gran arbol que somos. Solo he escuchado rumores. Y no son nada alagueños, de que también esta preso, o desaparecido.

* Arash cuando deja que él la levante, queda en pie, su metro ochenta de estatura la hace mas alta que el resto de mujeres, sus cabellos blancos caen humedos por su espalda, sonrie con frialdad... cuando oye esas palabras, asiente con la caebza... y sale lentamente de la bañera... - en el Brumas blancas no... - indica con claridad... - sino le habría encontrado... - coge la toalla y se envuelve con ella, sin falso pudor
Arash: me acompañais? os ofrecere algo de vino o cerveza... mientras hablamos

Eldhir: Claro. Pero, por seguridad de ambos, es mejor que no me vean demasiado. O si me ven, que nos vean...en otra actitud algo mas posesiva. Llevo demasiado tiempo sin venir a la ciudad, pero aun algunos se acuerdan de mi. Y hay una jugosa.. Dejo ahi la frase, se referia a la recompensa, y es cierto. Por el cabecilla de la guardia gris, esos malditos mosquitos, se pagaba demasiado. Habian sido tachados de muchas cosas, entre algunas, ser los culpables de todo lo que estaba pasando y de la desaparicion de la reina. Se levanto, una vez que ella lo hizo y la contemplo. Hermosa, y peligrosa. Le recordaba a alguien, que conocio hace mucho tiempo. Sobre todo con esa manera tan segura de actuar.

* Arash anda con calma... y cuando sale al salón sonrie divertida, mientras se pega al cuerpo de Eldhir, él puede ver que sus ojos no cambían de ese tono frio, alejado... sus labios en lugar de eso se cuvan en una sonrisa fina, dulce, sensual... se lame los mismos y le guiña un ojo... indicando con un gesto que se espere ahí...se aproxima a la ventana del salón y coloca una cortina de delicados bisillos, como si no fiuera nada más que una manta...
* Arash le indica con la mano los sillones... - sentaos... - su voz es tranquila... mientras anda hasta la cocina... parece tanc omoda en su desnudez que cuando viste euna armadura, le da la espalda y las cicatrices se ven recorriendo la misma... algunas aun estan enrojecidas como si fueran muy recientes, tal vez demasiado

Eldhir: No necesitas mantener ese tono de vos conmigo. Mi rango no es tal, como tampoco el tuyo. Somos dos personas que estamos conversando. Simplemente. [/color] El hombre se acerco hacia el asiento, y llevo su mano hacia su capa de piel, la cual se quito para dejarla sobre el mismo, antes de agacharse y sentarse. No llevaba ninguna espada, asi que no le resulto incomodo hacer eso. Le sigiuo con la mirada, quizas observando su cuerpo y esas marcas que habian en ella. Marcas tan familiares.. que recordaba.. cada una de las que el tenia.

* Arash abre un armario de la parte alta y saca un tonel pequeño... abre el mismo y huele su interior... - cerveza? o preferis vino??? - se encoge de hombros - no son rangos... es simplemente que ambos sabemos que no somos amigos, un aliado y un amigo es distinto, Eldhir... - se aproxima con ese paso que ahora sin la armadura se vuelve más femenino... deja encima de la mesa el tonel... y una jarra...esperando la respuesta con otra en la mano

* Politica. Jamás le habia gustado, y eso que recordaba las nociones que pudo ver. La lucha de lenguas, la daga por la espalda. El ser directo, era lo que siempre habia ido con el, aunque en algunas ocasiones, se acercase demasiado. Vino, gracias. Dijo mientras que la observaba montando una pierna sobre la otra, cruzandola. No llevaba armadura, a lo sumo su chaleco, que estaba hecho de cuero, pero bajo este una camisa con cordones y unos pantalones anchos.

* Arash asiente con la cabeza y saca de otro armario una botella de vino y sendas copas... sirve el mismo y le ofrece las dos, dejando que escoja para bber ella el primer sorbo... se sienta frente al fuego, empezando a secarse el cabello con la lumbre del mismo... - y bien... que pensais hacer? estoy en contacto con gente que podría necesitar la ayuda de los contactos de la guardia Gris

* Tomo la copa de vino cuando ella se la dio, y despues dejo que fuese ella misma quien bebiese primero. Aunque apenas se llevo la copa de vino a los labios, el la dejo a un lado, antes de llevar su mano hacia el cinto y sacar una pequeña bolsita de cuero. Aparto su mirada de ella. Todo a su tiempo. Hay algo que necesitais saber. Añadio mientras que abria esa bolsita de cuero, y sacaba de su interior una especie de polvo. Tomo dos pizcas y lo echo en la copa de vino, agitandolo despues levemente con su mano, para dejarlo ahi. Lo cerro de nuevo, y empezo a hablar. Hace algunas semanas, descubrimos algo bastante.. perturbador. Por medio de nuestros espias, conseguimos enterarnos de la marcha de un carruaje, desde tierras colindantes a Parhargorn. Mediante nuestra red, lo seguimos. Trazaron un largo camino.. Pasaron por las cercanias de Inglor mientras que se dirigian hacia Dhargen, cambiando el rumbo. El carruaje iba custodiado por seis jinetes que llevaban el emblema del reino. Dijo con calma mientras que volvia a acomodar el saquito con los polvos en el cinto. El vino, en su copa, empezo a cambiar de color tomando una tonalidad algo mas azulada. Pero no lo tomo de momento. Despues siguio hablando. Interceptamos el carruaje, en las cercanias de la jungla sur de Inglor. Cuando... empezamos a notar cosas extrañas. Los guardias empezaron a actuar de manera erratica, extraña.. al igual que sus mismas monturas. Los animales se empezaron a poner nerviosos solo por su misma presencia.. y se produjeron algunos ataques. Las bestias del bosque salieron, y les agredieron..Pero por mucho que caian, esos guardias volvian a despertarse despues. Como si no les molestasen sus heridas...

Dijo elevando su mirada hacia ella, dejando que por unos instantes ambas se uniesen. Los caballos que estaban atados al carruaje se volvieron locos, el carruaje salio descontrolado, cayo.. y volcó. Tomo ahora la copa de vino la cual se llevo a sus labios, para bebersela de un trago. y degustar su sabor. De su carruaje.. salio un ser. Un ser que no estaba vivo, ni muerto. Y que usaba la muerte a su beneficio. Lucho contra los animales y termino por perecer. Era un brujo.. un nigromante. En el interior del carruaje, encontramos a un hombre, vestido con una tunica de designatario de Dhargen, unos grilletes, y muchos pergaminos, que hablaban acerca de un acuerdo, y encuentro. Dijo de nuevo mientras que la miraba. Los grilletes. Tenian unas runas, a un lado, para que no se pudiesen abrir, pero fueron... reventados...

* Arash escucha a Eldhir, sus ojos azules se fijan en los del hombre que le trqaen esas noticias, recordando sus propios combates, recordando... un leve temblor la recorre, cuando sus recuerdos regresan a una ciudad, una ciudad donde tuvo que pelear contra ese tipo de seres... una ciudad governada por la muerte... se obliga a regresar al presente, a enfrentar la mirada de Eldhir y este puede ver como traga saliva...
Arash: Pharagorn... - susurra muy bajo... - quienes firmaban ese acuerdo? - recordando vagamente los rumores que ha oido en la corte, sin pensarlo, apoya un brazo sobre la rodilla mientras ella coge la jarra vacia, cuando se la lleva a los labios, pestañea, mira la misma y coge la copa... llevandosela a los labios y bebiendo un sorbo con calma... sus ojos van a las llamas mientras piensa...

Eldhir: Los documentos no iban firmados con ningunos nombres, sino con sellos. Uno de esos sellos, pertenece al.. actual gobernante de Dhargen. Dijo mientras que la miraba de nuevo, moviendo lentamente su pierna ahora en esa tranquila postura. Eso quiere decir.. Que el actual dignatario planea algo, o que esta en acuerdos con ellos para algo. O que sencillamente, todo es una oscura conspiracion. Dijo antes de emitir un suspiro. Ahora, respondiendoos a vuestra anterior pregunta. Nosotros, vamos a emprender un camino ahora, en busqueda de mas respuestas. De momento, tenemos un objetivo primario.. Dijo mientras que la miraba. Pero nos empezaremos a mover hacia Parhargorn. Al menos algunos de los nuestros. El resto estarán en su posición, listos para cualquier accion, que haya que llevar.

* Arash asiente a Eldhir... - es comprensible... - su voz permite notar que esta escuchando pero sui mente esta asimilando otras cosas al mismo tiempo... - si necesitais ayuda... sé que en el norte hay una base de gente que... amigos comunes han ido reclutando para pelear contra el Regente... por otro lado, he oido que un ejercito se acerca desde Dhargen Oriental...

Eldhir: Comprendo. Pero de momento, el sigilo, la infiltración, es lo que nos hace fuertes. Si el enemigo se entera de que un ejercito se esta formando, puede levantar la guardia. Que en algunos casos puede venir bien. Pensando que estamos dando palos de ciego. Pero ambos tenemos el mismo objetivo. Queremos de nuevo, ver el reino en manos de quien debe estar. Dijo mientras que miraba a la mujer, examinando sus facciones.

* Arash habla con esa voz cargada de sensualidad aunque siquiera este pensando en lo que dice... asiente cuando oye esas palabras... - hay otras personas y razas interesadas en el asunto... los elfos de Lurende dicen que tienen en sus manos al heredero del Trono... - sigue ensimismada en sus pensamientos - le he prometido protección a esa elfa... sus palabras son demasiado sinceras, demasiado arriesgadas en una corte donde las serpientes campan

* Arash mantiene los ojos alejados, por unos segundos pierden el brillo frio, mientras sea lo que sea que este pensando, deja que se vea una tristeza profunda en esa mirada, una soledad intensa... aun así curva sus labios en una sonrisa cargada de mordacidad... - también he oido que Narendorë ha empezado a moverse... y que dentro del propio Brumas se realizan ciertos ritos especiales del regente y su gente

* Eldhir sabe que ve esos matices, seguramente por que él mismo esta acostumbrado a ellos... seguramente cualquiera que viera a la capitan, no lo notaría tan claro como él

Eldhir: Eso es estupendo. Si el heredero esta en buenas manos.. podremos seguir actuando, sin que nos puedan coaccionar despues con que lo tienen como rehen. Nuestro siguiente objetivo sera encontrarse con la reina. Dijo mientras que al observarla, noto ese cambio mismo en su mirada. El hombre se levanto y se acerco a ella para tomarla de la barbilla y rozarla, con uno de sus dedos. Es una gran partida, en la cual cada uno esta haciendo sus movimientos. Debemos de usarlos bien, para ir por detras, y conseguir nuestros objetivos. Dijo mientras que le miraba a los ojos. Quizas tratando de infundirle fuerza. O simplemente de hacerla saber, que no esta sola.. Ni lo va a estar.

* Arash devuelve la mirada, sus ojos se vuelven brillantes, aparta la mirada y él puede notar que acaba de hacer que por primera vez ella se sienta incomoda... cuando se pone en pie... - dejadme que me vista... - indica con voz tranquila a pesar de todo, su gesto ha sido el de alguien con un orgullo que le impide rendirse... -

Arash: sé que debemos jugar con cuidado... estaba mirando como iban encajando piezas... mi pa... mi comandante - se autocorrige, nadie en su sano juicio reconoceria ese lazo de sangre hoy en día, Merold al ser el amante de la Reina ha sido acusado y vilipendiando de mil formas... aunque ella sigue amando el recuerdo del noble comandante... - él me enseño que si querias pelear en condiciones... debías saber donde tenia las piezas el enemigo

* Alzo su ceja al sentir la incomodidad de ella, dejandole espacio. Dejo que ella se marchase para vestirse mientras que la escuchaba, permaneciendo ahora mismo en silencio. Se acerco a donde el estaba antes sentado para volver a hacerlo. Nos dirigeremos hacia la Oriental, a conseguir mas informacion. Deberiamos de saber entonces con certeza el paradero... Añadio con sencillez mientras que desviaba su mirada hacia la copa de vino, la cual ya estaba vacia.

* Arash sale vestida con una camisa que se pega a su piel ajustandose acada curva, las mallas que porta son igual de ajustadas, permitiendole una mobilidad increible, pero también permitiendo que cualquiera vea cada curva, cada recobeco del cuerpo femenino... se anuda lentamente el cabello en una trenza... - el paradero de??

Eldhir: Laralice. Dijo mientras que desvio la mirada para posarla sobre el cuerpo femenino. Se cruzo de brazos de nuevo. Ahora solo hay rumores.. pistas.. ninguna informacion segura.. Pero si obtenemos su localizacion, podemos empezar a estudiarla, para asaltarla. Y rescatarla.

Arash: creo que la reina esta perdida de verdad... - indica con voz tranquila... se sirve ella misma una jarra de cerveza y vuelve a servirle una copa de vino... se sienta en el suelo de nuevo... mirando la bebida con calma... - puede que fuera en Pharagorn donde tuvieramos que encontrar parte de las respuestas... sé que el Carnicero.. - usa el apodo del regente - tiene los ojos puestos en esas tierras como ayuda... igual que con ciertos elfos

Eldhir: Si decis que esta realizando algunos rituales en el castillo.. algo le tiene que unir a parhargorn, aparte de lo que ya le comente. Nada esta perdido. Se que la encontraremos. Esa es nuestra mision, y somos realmente testarudos para ello. Dijo mientras que curvo levemente los labios en una sonrisa, mientras que tomaba la copa de vino que ella le sirvio. La agito levemente y se la llevo a los labios para beber un poco. Eso es lo que pienso yo tambien.

* Arash asiente con la cabeza... pensando... sus labios se curvan en una sonrisa... mientras bebe de su cerveza... - podeis serviros el vino que deseeis... Hirla lo trae para que la casa no sea solo una tumba al recuerdo

Eldhir: De seguir bebiendo creo que terminaria por no marcharme de aqui en toda la noche. Y será incomodo dormir en el suelo, o en el asiento. Dijo antes de reirse un poco, negando un poco. Agito un poco su copa mientras que miraba a la mujer. Se nos avecinan tiempos muy duros.. Confio en que despues de todo venga la tranquilidad de nuevo.

Arash: seguramente... - sus palabras son tranquilas cuando piensa... duda unos segundos... al final por una vez se atreve a decir en voz alta algo que acalla... - pero pase lo que pase... nunca nos recuperaremos de lo sucedido... y nuestros "nuevos dirigentes" estan tan encabezonados en la guerra que cuando queramos darnos cuenta... habran muerto personas que a ellos no les importan.. aunque son inocentes

* Arash mira la jarra de cerveza... pensando... - sabeis? cuando se habla de atacar el Brumas... yo veo a Sarah, la cocinera, muerta a manos de soldados... ella me enseño a hacer pan... veo a Damyan, el jardinero, que no solo perdera las rosas de las que tan orgulloso se siente... sino también su vida...

Arash: realmente no importan... - se pone en pie y se aleja - quereis comer algo? tengo pan, queso y creo que algo de fruta... - su voz es tranquila - no espereis comer nada más apetitoso... no soy buena cocinera a pesar de los intentos de Sarah

Eldhir: [ color=olive]Como sucede en todas las guerras. No se piensa en las victimas, ni en lo que se perdera. Solo en lo que se ganara. Y son unos pocos los que se benefician. Mientras que son muchos los que pierden. Asi es la guerra. No tiene sentido. El honor.. las tierras.. estan bien. Pero no cuando manchan las manos de uno. [/color] Dijo mientras que la seguia con la mirada. Algo de pan con queso, estara bien. No os preocupeis. Igualmente, llevo demasiado tiempo sin comer nada caliente, que no sea asado. Emitio una pequeña risa, de nuevo mientras que se llevaba la copa a los labios.

* Arash observa de reojo a Eldhir... asiente - la proxima avisadme y seguramente convenza a Hirla que me deje algo preparado... - sonrie de lado... - creo que soy la unica qeu es capaz de conseguir que le traigan la comida a casa... - niega con la cabeza... mientras prepara el pan y el queso... acercandose a él... y dejandoselo encima de la mesa que hay al lado de los sillones... cogiendo un troszo de pan... comiendo con cuidado..
* Arash no puede evitar que sus modales, su estilo como en todo lo que hace, se perciba con sensualidad, con una realeza y nobleza que exuda en cada gesto... la mujer que hay delante de Eldhir es una diosa y ella lo sabe, es una lider que ha sido seguida a la muerte y sus hombres y ella regresaron vivos... las leyendas en algunso sitios empiezan a oirse con respeto hacia esa soldado

Eldhir: [ color=olive]Quizas en otra ocasion, cuando todo esto termine. Pueda invitarla a una cena.. Bien hecha.. Y donde no tengamos que estar escondiendonos como dos pequeños roedores. [/color] Dijo mientras que la miraba antes de sonreir. Cierto es.. Ella era una mujer.. Diosa encarnada, sensual en cada movimiento, hermosa.. y conocedora de sus mismos artes. Del poder y la fuerza que puede tener una simple palabra, o un simple beso. Ellos, no eran asi.. Testarudos, y tendian a hacer las cosas sin pensar. Ellas eran las que se encargaban de amoldarlos, de crear una union perfecta, y casi mistica. Por ello adoradas.. y eternamente deseadas. La examino sin prisa, mientras que tomaba algo de pan, y lo empezaba a comer con algo de queso.

* Arash sonrie suavemente... asiente con la cabeza... sus ojos se alejan de ambos... mirando hacia el fuego... - sera un honor...espero que pagueis esa cena - esas palabras solo muestran el deseo de que ambos sobrevivan a lo que se les avecina... alza la jarra decerveza... - por que haya ese reencuentro... - indica con voz profunda, sensual...

Eldhir: Yo me encargare de pagar la cena, si vos pagais el vino. [/color] Emitio una suave risa mientras que levanto tambien la copa, un poco...
Vamos.. No me direis que temeis por ese reencuentro. Se que volveremos a vernos mas adelante.. Si no, me habreis decepcionado profundamente. ¿Tendre entonces que iros a buscar al mismo cielo o infierno?. Entonces lo hare, pero si os traigo de la oreja... Se llevo la copa a los labios para darle un trago. Nada de quejas.

Arash: jajajajajajaajajajajajaja

Arash: ni infierno ni cielo... Eldhir... soy demasiado terrenal para creer en hechos magicos... a pesar de convivir con la magia,. se que muchos vamos a caer en esta guerra... y no pienso evitar a la dama muerte... por la Diosa creo que hasta la agradecería algunos días....

* Curvo los labios en una leve sonrisa. Por si acaso. Ya teneis un motivo para permanecer aqui. Odio faltar a una reunion pendiente. Y mucho menos a una buena cena. Dijo mientras que le guiñaba un ojo para tomar un trozo mas de queso, llevandoselo a los labios para morderlo. No nos volveremos a ver.. con suerte.. hasta que tenga informacion sobre el paradero de la reina. Que os lo hare llegar ya sea por mi mismo, o alguno de los mios que estan en la ciudad.

* Arash sonrie levemente cuando acaba de decir esas palabras, realmente pocos saben cuantas veces casi ha estado a punto de suplicar por la misma, pero orgullo y cabezoneria han mantenido a la capitan con vida, desafiando al Regente, haciendo que se fije en ella más que en sus hombres... sonrie levemente cuando oye a Eldhir... - esperaré esas noticias... igualmente hay alguien que espero que encontreis... podríais buscar a Daryan???

Arash: a la capitand e la guardia Blanca?

* Arash aleja los ojos, recordando la ultima vez que las dos mujeres de la misma edad se encontraron... las circunstancias que hicieron que ella se quedara y Daryan huyera... los motivos que llevo a que ella permaneciera en Dhargen a manos de un hombre que no respeta y sirviendo una causa... mantener a salvo a su gente cuanto más tiempo mejor

Eldhir: Movere mi red de inteligencia, a ver que encuentro. Enviare cuervos y os mantendre informada si encuetnro algo. Dijo para despues llevarse la copa de vino a los labios, mientras que de nuevo volvia a observarla. Recordaba haberse encontrado con ella, hace tiempo.. Aunque las circunstancias y sus caminos les separaron. Sonrio ligeramente de nuevo recordando a esa joven Arash, antes de negar.

* Arash asiente con la cabeza... sus ojos azules muestran los años que han pasado y los golpes que ha recibido... quien sabe su historia ahora mismo? nadie.. no confia en nadie tanto como para contarle todo lo que ocurre, todo lo que sabe, todo lo que vé... y a pesar de que Eldhir es un viejo amigo de Merold, ella no es capaz de hablar completamente libre, demasiado tiempo guardando esas apariencias, guardando esos secretos, esos pensamientos..

Eldhir: Somos pocos. Debemos ser fuertes. Resistir como murallas lo que queda. Y luchar, como guerreros que somos. Dijo mientras que aparto su mirada para posarla sobre la copa de vino. Antes de agitarla de nuevo un poco. Eran asesinos, tachados como tales.. Pero el regente habia conseguido lo que queria. Que volviesen a sus origenes. ¿Era eso?. Cuando creas un mal.. has de asegurarte de que no se vuelve contra ti.. y como perros, cada vez que uno iba cayendo, el resto se iban haciendo mas fuertes, y rabiosos.

* Arash observa a Eldhir, apoya la mano suavemente en la del guerrero, sus manos son las de un soldado, no estan cuidadas, demasiado acostumbrada a empuñar la espada y no una aguja... sonrie de lado... - recuerdo qeu cuando aparecio la Guardia Azul eramos 12...todos decían que nunca seriamos más que un grupo de niños peleando para ser adultos... - sonrie al recordar esas palabras que hasta el propio Merold orgulloso de sus cadetes pronuncio - al poco tiempo... nos llamaron cuerpo de elite y ser uno de los nuestros era un honor... - su voz es calida al recordar eso, al recorddar las peleas junto a sus hermanos, - nunca debemos olvidar lo que hace el valor, el honor y la lealtad... nunca... por si no.. entonces no nos diferenciarimos del regente y los suyos... somos quienes somos... pero somos mas que eso... somos guardias, protectores, luchadores que anhelan un fin más elevado que derramar sangre
Arash: somos soldados de Dhargen

Eldhir: Todos tenemos una mision, en el gran plan universal.. Igualmente, todos tenemos una mision en el reino.. La tuvimos.. tenemos.. tendremos.. Y un camino que tenemos que recorrer. Seremos soldados.. Tendremos el mismo bando.. Pero muchas veces tenemos que renunciar al honor, si queremos conseguir un bien comun. Dijo mientras que movio su mano para rozar la femenina. Fuera de odios.. fuera de traiciones.. fuera incluso de.. todo. Vosotros teneis una mision, para y con el reino. Nosotros tenemos otra. Tenemos fines comunes. Distintos metodos.. Nosotros llevamos con orgullo lo que somos. Lo que fuimos. le mantuvo la mirada. Esta era fuerte.. cargada de decision. [color=olive] Somos aliados, y compañeros, en una eterna guerra, en una eterna lucha. Vosotros en la luz. Nosotros en las tinieblas.

Arash: lo sé... - su voz es tranquila, le aprieta la mano un segundo... se queda mirandole y entonces la aparta, - luz y oscuridad... llevo... tanto tiempo en el filo de esa navaja que aun no sé en que momento caere en un lado o en otro... - se cruza de brazos y se apoya en sus propias rodillas mirando el fuego... pensando...
Arash: no dudas de mi lealtad.. es extraño... creí que todos pensaban que falle

Eldhir: ¿Por que deberia de dudar?. Se quien te enseño. Un viejo amigo mio. Y se, de la misma manera, que eres la nueva generación. Y como he dicho.. somos luz, y oscuridad. Aunque nuestras acciones, a veces se puedan tachar, es el fin mismo, lo que termina por importar. Lo que perseguimos, y lo que consigamos. El camino.. puede ser suave como una ladera, o tan pedregoso y arduo como un acantilado. Poso su mano sobre su hombro, el cual apreto un poco.

* Arash se tenso por un segundo, Eldhir puede notar que igual como el resto de gestos de acercamiento no es que sea rechazado de plano, es que no esta acostumbrada a ellos... o puede que sí? quien sabe?? es un misterio en si misma... fria en algunos momentos, calida en otros, voluble como el mar... puede que por eso algunos la compararan a una sirena....

Arash: se hace lo que se debe hacer, - indica con voz tranquila... - no hay más opción... ojala pudiera decir que ví el camino claro cual agua... pero... - sonrie - casi consiguieron que traicionara a aquellos que amo... solo hubo una persona que siguio creyendo en mi... y ella esta perdida

Eldhir: De momento, yo te puedo prometer que hare lo posible, para encontrar a Darian. Dijo mientras que seguia con su mano posada en su hombro, antes de empezar a retirarla lentamente. Despues desvio su mirada de nuevo hacia el fuego. Poco a poco... Y como dije, aunque tenga que ir al mismo infierno. Añadio con calma para despues llevarse otra vez la copa a los labios y terminarsela, cerrando sus ojos durante algunos instantes.

* Arash sonrie cuando oye esas palabras... niega con al cabeza... - quien me llamo desde la habitación en que se la encerro fue mi Reina... - indica con voz calmada...- Laralice, mi hermana, mi amiga, mi corazón... jure proteger dhargen y le falle a ella... una cosa era saber que Merold la amaba, otra saber que era el padre de su hijo... sentí que me habían traicionado... pero ella siguio creyendo en mi... y como no devolver esa fe?

Arash: recuperad a mi reina... Eldhir... y tendreis mi gratitud eterna... decidme donde estan si vos no sois capaz de sacarlas... y yo misma ire a buscarlas

Arash: por que si es necesario ir y regresar del infierno... - sonrie de lado - ya lo he visitado varias veces...

Eldhir: Lo hemos visitado varias veces. Pero ni siquiera el nos quiso. Tendremos que encontrar nuestro propio camino.. Pero.. Sonrio ligeramente. La encontraremos. Arash. Volvera de nuevo a su castillo. Y volvera de nuevo con nosotros. De eso podeis estar segura. Os lo juro por mi mismo honor. Dijo mientras que volvia a mirar el crepitar mismo de las llamas. [color=olive] Y por los dioses, estoy demasiado cansado para que vuelvan a pasar mas cosas. Asi que cuando la rescatemos, la pondremos en su trono y dejaremos quietecita. Al regente un par de patadas en sus enjutas nalgas y que se largue a molestar a los peces del mar, acompañado por algunas rocas.

Arash: jajajajajajajajajajajajajajajajaja

Arash: no, mejor dejadme que nos encarguemos las mujeres de hacer limpieza... - le guiña un ojo - Simeon y el Regente... - sonrie - sédonde les enviara Laralice con una dulce y calida sonrisa... sinceramente... ahora me presumis de viejo??? despues de aceptar mi propuesta?? - niega ocn la cabeza... - no empecemos... viejo... - cuando se da cuenta de lo que dice... Eldhir ve uque sus ojos regresan alas llamas, cierra los mismos... - algún día aprendere respeto

Eldhir: Jajajaja. El hombre se rio con sinceridad y despues poso su mano sobre el pelo de Arash revolviendoselo un poco. Retiro su misma mano del pelo dejandoselo.. algo enleonado si cabe mientras que sonreia. [color=olive] Hay cosas que no se pueden evitar. Pero ¡ey!. Es cierto que soy un viejo. Pero un viejo a quien le quedan muchas batallas por delante todavia.

Arash: mas te vale... - le guiña un ojo, se lleva la mano al pelo y se lo aparta de los ojos... es ironico pocos se atreven a ese tipo de gestos con ella... demasiada mujer para jugar con ella como si fuera una niña... sus labios sensuales se curvan en una sonrisa... cuando ambos oyen una llamada en la puerta... se tensa... cuando oye el nombre de quien esta al otro lado... - debeis iros... es uno de los del Regente en especial si no quiero que la mascarada de "viuda traicionada" se desvelé... - se pone en pie, sus movimientos son frios, mientras snada hacia la cocina y le señala la puerta... - por aquí... tercera botella de la bodega... no le quiteis demasiado el polvo... después cuesta reparar ese detalle.. - le sonrie - eso de que Veovis me obligara a aceptar esta casa es un detalle

* Cuando escucho el sonido mismo en la puerta desvio su mirada. Pero si les han escuchado reir, o esas bromas, parecería demasiado raro que simplemente se desvaneciese. Se levanto del asiento, cogio su capa, y le miro. Asintio ante sus palabras y le siguio sin hacer mas ruido. Se llevo su copa de vino. Para que no pareciese que estuviese bebiendo con alguien. Antes de acercarse a la trampilla, le miro durante un instante. Nos volveremos a ver Arash. Hasta entonces. Cuidaos. Y no hagais que os tire de la oreja. Dijo mientras que la miro, para despues acercarse a ella y arrebatarle un beso de sus labios, un beso que denotaba que habia mas fuego en el, del que decia realmente. Tras separarse de ella abrio la trampilla y empezo a descender.

* Arash sonrie cuando nota el beso y tomandole de la nuca, devuelve el mismo... con pasión... después deja que Eldhir se vaya... y se dirige hacia la puerta... después de cerrar,,, coge la espada y abre la puerta, cuando lo hace un soldado estamirandola y a cosa de unos pasos un hombre que la estudia... viendo sus labios enrojecidos y sus cabellos levemente despeinados, alza una ceja... pero la informan de que lord Simeon la espera en unos minutos

Arash: ahora voy... - indica con ese tono sensual... sus ojos azules relampaguean con el frio de los zafiros, sus labios se curvan en una sonrisa que pone la piel de punta a ambos hombres, recordando el titulo que se le ha oido dentro del castillo, nadie esta seguro pero se ha oido de ella que no es humana... o que trarta con seres que no lo son

* Tras ese beso bajo las escaleras y cerro la trampilla con cuidado, para que no le pudiesen pillar. Dejo que sus ojos se acomodasen a esa misma oscuridad, y tomo la botella para abrir el pasadillo, desvio su mirada hacia arriba, asegurandose de que no habria problemas para ella, y salio, cerrandolo de nuevo con cuidado de no hacer ningun ruido. Ahora estaba en un tunel.. que le llevaria hacia otro lugar de la ciudad, por donde salir.

* Arash se dirige a coger la armadura, se arregla el cabello en una trenza que se había deshecho... y después coge la capa, hace que gire sobresu cabeza, cuando cae en su sitio, sonrie recordando las veces que Merold la hizo repetir ese gesto, sabiendo que como el resto de sus movimientos son observados por ambos hombres... se abrocha la misma y en su cuello se ve una joya extraña una perla de color gris rodeada de oro... desafio claro al Regente?

Arash: nos vamos? - la voz que hace unos minutos sonaba levemente calida.... ha recuperado la frialdad, la armadura no es solo lo que usa cuando esta en el brumas blancas, también una mascara que pocos consiguen resquebraja... puede que eso sea lo más duro, saber que para servir a su gente, debe morir su alma... anda con ambos hombres sin preocuparse
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Cuervos y Aguilas, gris y azul
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Plantilla de Cruz Azul
» Blue seed(Semilla azul)
» [3º] Grupo A - Cruz Azul vs Sao Paulo
» [11º] Cruz Azul vs Corinthians
» Bienvenida a la casa azul (Libre)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dhargen y los Reinos Libres del Sur :: Forjadores de Historias _ Interpretacion :: Las Historias de Dhargen-
Cambiar a: